Elecciones subnacionales reordenan el mapa político venezolano

¿Qué se elige?

Este 21 de noviembre los/las venezolanos/as acceden a las urnas para elegir 23 gobernadores/as, 335 alcaldes, 253 legisladores/as estatales y más de 2 mil concejales.

¿Quiénes se presentan?

Hay cuatro fuerzas políticas que disputan la elección y más de 70 mil candidatos/as para la totalidad de los cargos.

Por un lado, el oficialismo se presenta en el Gran Polo Patriótico que agrupa a los partidos PSUV, Somos Venezuela y Patria para Todos, con algunos otros aliados. Por otro lado, la oposición va dividida en la Plataforma Unitaria (Acción Democrática, COPEI, Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo) y la Alianza Democrática (Cambiemos, Avanzada Progresista, y sectores de Acción Democrática, COPEI y Voluntad Popular). También se presenta en esta elección la Alternativa Popular Revolucionaria, una fuerza política de izquierda chavista pero opositora al presidente Maduro y que agrupa al PCV, Patria para Todos, un sector de Tupamaro, Somos Lina, e Izquierda Unida.

¿Qué está en juego?

La elección pone en juego para el oficialismo la continuidad y vigencia del chavismo y la Revolución Bolivariana habiéndose cumplido este año el aniversario número 22 de la primera victoria de Hugo Chavez y llegada a la presidencia en 1999. Mientras que, para la oposición está en juego la posibilidad de retomar las vías democráticas de acceso a los cargos públicos.

Parte de la oposición se abstuvo de participar en los anteriores comicios como en las elecciones presidenciales del 2018 y la elección de la Asamblea Nacional en 2020, en cambio se apostó por la violencia, con las guarimbas, desabastecimientos e intentos de atentados, generando un clima de inestabilidad y hasta se ensayó auto-proclamar a un presidente en 2019.

Sin embargo, la oposición llega fragmentada a la elección, por lo que corresponde hablar de oposiciones, en plural, pero no cuentan con un programa coherente ni propuestas de cambio. Por el otro lado, el chavismo, habiendo pasado más de 25 elecciones, aún demuestra que puede movilizar a la población en torno a un proyecto que, con sus dificultades, mantiene las esperanzas de mejora económica y social. Asimismo, al interior del chavismo hay reacomodamientos de los cuales estás elecciones van a ser indicativos.

Más allá del resultado, el presidente, Nicolás Maduro, busca ganar legitimidad al convocar a unos nuevos comicios democráticos ya que, en esta oportunidad las oposiciones han aceptado las reglas del juego y prometieron mantenerse apegadas a las normas democráticas.

A pesar de que son elecciones subnacionales, el resultado será un primer reordenamiento general del mapa político.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *