Las ODS en América Latina: ¿Agenda para el MERCOSUR o lastre para los países?

Por Romina Finucci

El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha marcado que los esfuerzos mundiales llevados a cabo hasta la fecha han sido insuficientes para lograr el cambio que necesitamos, lo que pone en riesgo el compromiso de la Agenda con las generaciones actuales y futuras.

Es vital hacer un breve analisis en relacion a que medidas tomaran los paises desarrollados que tienen mayor influencia mundial en relación a la sostenibilidad del medio ambiente en el mundo ya que las acciones se perfilan cada día hacia el incumplimiento y la idealización de la agenda 2030; porque apenas el 15% de sus metas en Europa, Estados Unidas y Canada, las han cumplido.

Este contexto internacional, expresa que de las 56 naciones que integran la Comisión Económica Europa (CEPE), solo lograran cumplir hacia fines de la década actual una parte mínima de dichos objetivos.

Queda claro que cuando en el 2015 se intentó llevar adelante estas acciones, se intentó definir un programa de acciones de tres lustros basado en el principio de las responsabilidades comunes, aunque diferenciadas, y con la única intención de construir una verdadera alianza de desarrollo para que participen todas las naciones.

Es necesario el compromiso político internacional de dichos líderes para revertir la actual situación de polución y contaminación medioambientales. Caso de que esto no suceda, quedarán los ODS como una mera declaración en papel sin poder avanzar a paso firme hacia el cumplimiento de lo planteado.

Ahora bien, qué pasa en América Latina y principalmente en el bloque regional donde resulta fundamental la armonización de políticas públicas y planificación en conjunto sobre este tema, haciendo más articulado el proceso de cambio de paradigma sobre el medioambiente.

En diciembre de 2015, en Argentina se determinó que el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales (CNCPS) realizará una priorización de metas de ODS para proponer al resto del Gabinete del Ejecutivo Nacional. Con este mandato, el CNCPS priorizó ciertas metas de acuerdo al objetivo de eliminación de la pobreza planteado en el eje de Gobierno “Pobreza Cero”.

En el marco de cumplimiento de dicha Agenda, el Estado argentino lleva adelante un trabajo de adaptación, implementación y seguimiento de dichos Objetivos y metas.

¿Cuál es el rol del Mercosur y del Parlasur, entendiendo que la Argentina tiene la presidencia pro tempore del Mercosur durante el 2021?.

Es fundamental que se logre instalar en el calendario de actividades los temas de ODS en el Mercosur porque los países miembros desde Enero del 2016 comenzaron a implementar una Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y esta agenda traza Objetivos que sirven como una hoja de ruta para todos los Estados, con la finalidad de erradicar la pobreza y generar un desarrollo sostenible, con un enfoque de derechos y bajo la premisa de “no dejar a nadie atrás”.

Luego de casi un año de presencia de una pandemia sin precedentes, resulta necesaria la vinculación armónica entre las dimensiones económica, social y ambiental, entendiendo esto como la única vía posible para satisfacer las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer las de las generaciones futuras.

El PARLASUR tuvo intervención en el 2019, en la LXIV Sesión Plenaria, en donde se habló de llevar a cabo el Primer Seminario Internacional sobre “Los desafíos regionales para la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) – Agenda 2030 en el PARLASUR”, en la Antesala de la Cámara de Representantes del Palacio Legislativo de Montevideo – Uruguay.

El PARLASUR tiene como primer objetivo iniciar un camino de autoevaluación de las capacidades y las necesidades para contribuir de forma activa con los ODS. Por ello se comienza con este seminario informativo sobre los elementos claves de la Agenda 2030, los 17 ODS y los marcos que los acompañan en la región.

Es notorio el trabajo de fortalecimiento, y es de destacar su labor de acercamiento con el Instituto Social del MERCOSUR y el Instituto de Políticas Públicas y Derechos Humanos del MERCOSUR sobre la experiencia en la implementación de los ODS en la región, así como también con organismos internacionales como el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) que a una perspectiva de la situación actual.

Por tal motivo resulta fundamental seguir con este trabajo en formato de seminarios en el 2021 para identificar prioridades y fortalecer vínculos con los grupos vulnerables, y así elaborar un objetivo de plan de acción que incorpore a los ODS en los mecanismos parlamentarios de manera exitosa.

Hoy la Agenda 2030 nos presenta 17 Objetivos con 169 metas de acción para focalizar y coordinar políticas públicas con una visión compartida de la humanidad. En este sentido los actores que intervienen en el proceso como los gobiernos y los parlamentos adquieren un rol fundamental, en la ejecución y la vigilancia de su implementación para para el Desarrollo Sostenible (ODS)

Hoy la Argentina necesita un PARLASUR fortalecido con un marco institucional en la temática (observatorio, comisión, delegación externa) para la adecuación de las normas y procedimientos, que permita la incorporación exitosa de la Agenda 2030 en las comisiones de trabajo y por ende la elaboración de proyectos parlamentarios sabiendo que solo restan 9 años.

Por ello, el MERCOSUR es el actor central en todo esto. La resolución 70/1 de la Asamblea General de las Naciones Unidas llama a “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible” reafirma la necesidad de generar alianzas de “Medios de implementación”:

La implementación de esta amplia, ambiciosa y novedosa agenda requiere una Alianza Mundial revitalizada, con la que estamos plenamente comprometidos. La Alianza trabajará con espíritu de solidaridad mundial, en particular con los más pobres y con las personas que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad. Además, facilitará una intensa participación mundial para respaldar el cumplimiento de todos los Objetivos y metas, aglutinando a los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil, el sistema de las Naciones Unidas y otras instancias y movilizando todos los recursos disponibles.

La propagación mundial del virus ha desbordado los sistemas sanitarios y ha provocado una amplia perturbación social y económica.

Hemos aprendido mucho acerca de este virus y seguimos aprendiendo. Esta actualización de la estrategia se basa en las evidencias que el mundo ha acumulado en los últimos meses sobre cómo se propaga la COVID-19, la gravedad de la enfermedad que causa, cómo tratarla y cómo detenerla.

Pero ya es hora de comenzar una alianza en nuestro continente basada en las ODS e impulsadas por nuestras instituciones como el MERCOSUR y el PARLASUR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *