Perspectiva Latinoamericana | ¡Alerta! ¿Camina la espada de Bolívar por América Latina?

Perspectiva Latinoamericana | ¡Alerta! ¿Camina la espada de Bolívar por América Latina?

por Pablo Vilas¹

En Noviembre del año 2005 se celebró en la Ciudad de Mar del Plata la cumbre de jefes y jefas de Estado de la Alianza de Libre Comercio de las Américas, ALCA. Esa reunión pasó a la historia por la conducción soberana de Néstor Kirchner, quien con la presencia del presidente George Bush Jr. representante de la potencia militar y económica del continente, le dejó en claro que en la Suramérica, que en la Argentina de este tiempo no se toleraría que nos vinieran a “patotear”, para imponer con números de mayorías coyunturales la desgracia y el hambre para nuestros pueblos.

También en esas tardes marplatenses, con el portaviones norteamericano anclado frente a su costa, apuntando sus cañones hacia nuestras casas, los movimientos sociales, sindicales, y el pueblo organizado, desde un estadio de futbol colmado de vida, le gritaba con fuerza un coro conducido por Hugo Chávez, “ALCA al carajo”.

Dos imágenes que nos acompañan y que nos recuerdan lo que representa la unidad nuestra americana. En Unidad, Todos, podíamos torcer la voluntad del imperialismo y hacer retroceder al capitalismo financiero.

A partir de este hito, Nuestra América vivió grandes conquistas de parte de las fuerzas populares democráticas, que lograron imponer un verdadero cambio de época. Ese mismo año Evo Morales, hijo de la tierra, protagonizaba el inicio de la transformación boliviana. Por primera vez un descendiente directo de los pueblos preexistentes ganaba las elecciones en Bolivia, dejando atrás en los años posteriores a la republica opresora y dando vida junto a las fuerzas vivas del pueblo al Estado Plurinacional.

Y en sus propios tiempos y con características particulares, se sucedieron triunfos en Ecuador, Paraguay, El Salvador, Nicaragua, Honduras. Nacieron la Alianza Bolivariana de América (ALBA), el Parlamento del Mercosur, la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC). Sin duda un “Cambio de Época y no una Época de Cambios”, como dijera Rafael Correa alguna vez.

Los otros también juegan

Sin embargo, esta consecución de triunfos populares y de gestación de instituciones para la integración regional, no fueron los únicos movimientos. Si nos reconocemos en la “Nuestra América” de José Martí, también reconocemos que hay la otra América. Y esta América imperialista, a partir del golpe que recibió cuando se rompió la intención del ALCA, no quedó expectante a una nueva oportunidad como nunca lo ha hecho en nuestros doscientos años de Estado Nación.

Mientras nuestra militancia cantaba en marchas consignas de liberación ¡Alerta..! El poder económico se reorganizó, y bajo nuevos nombres y copando nuevas instituciones volvió a la arremetida casi inmediatamente.

Si en los 70s la conjunción cívico militar, golpeó las democracias, torturó, desapareció y secuestró el futuro, en los 80s la escuela de Chicago formó a quienes darían anclaje al Consenso de Washington durante la década de los 90s, privatizando y destruyendo las estructuras que las dictaduras no alcanzaron y dando paso a las crisis financieras subregionales. Samba, Tequila, Tango, denominaciones que no solo georreferenciaban la crisis, sino que dejaban por atrás la necesidad de la fuerza militar para gobernar de facto y sin legitimidad democrática los destinos de nuestras patrias. El poder de los medios de comunicación saltó del cuarto lugar a convertirse en un instrumento indiscutible en los años siguientes, instalando “percepciones” o “relatos” de una falsa realidad sostenida por el individualismo y el sálvese quien pueda.

Frente a la recuperación del valor de la política como herramienta de transformación, principal legado de esa década que cambió la época, se gestó la banalización de la política, la judicialización de la política, y la corrupción de la política.

Si Néstor Kirchner y Hugo Chávez, resignificaron para nuestra región a la política, recuperando las nociones de Soberanía, Independencia Económica, Justicia Social, Solidaridad, Unidad Latinoamericana, Organización Popular y el Colectivo como principio antagónico al individualismo, “los otros” promovieron la concentración económica, la farándula que juzga a la política, la criminalización de la acción política, el “Lawfare” como brazo persecutor de la política y la oligarquía que fugó nuestros recursos, evadió y corrompió a sectores de la justicia.

Y entonces llegó… la Pandemia

En Argentina, la pandemia llegó en diciembre de 2015 con el gobierno de Mauricio Macri y este la promovió a la región. Fraude mediático previo al referéndum de Bolivia, radicalización de la derecha de Venezuela que al conseguir mayorías parlamentarias inició una ola de violencia contra el pueblo venezolano para intentar derrocar al gobierno de Nicolás Maduro. Golpe parlamentario a Dilma Rousseff en Brasil y posterior encarcelamiento ilegal a Lula. Destrucción de la UNASUR, alejamiento de Venezuela del MERCOSUR.

Destrucción del Estado, de la relación entre los Estados y de la cooperación desde una mirada global del sur, en pos de un nuevo alineamiento con los poderes económicos y financieros. Esta historia es más reciente por ende, está más fresca en nuestro imaginario, hambre, pobreza, endeudamiento, alianzas para la muerte, promoción de golpes, reconocimiento a gobiernos de facto.

Una pandemia económica, social y cultural, que promovida desde los gobiernos neoliberales intentó destruir la estructura misma del humanismo. El Estado dejó de ser la institución que regula las relaciones entre las personas a ser la herramienta de persecución y sometimiento de estas.

Presidentes auto proclamados, bloqueos económicos, represión de la protesta social, criminalización de movilización, persecución, encarcelamiento o asesinato de la dirigencia política que incomoda, con el fin de dividir al campo popular y generar más hambre y más pobreza. Es la única forma que tienen de “persuadir” a las mayorías para intentar instalarse en el gobierno.

Las consecuencias inmediatas de la primer pandemia quedaron visiblemente expuestas con la llegada de la pandemia sanitaria. Gobiernos asediados por el odio del capitalismo financiero, como Venezuela y Cuba. Estados vaciados y endeudados como Argentina y Perú. Gobiernos artífices de la crisis económica y social, mostrando desidia, negligencia e incompetencia a la hora de gestionar la pandemia. Pero también la falta de mecanismos regionales que existían y que en el marco de esta situación pudieron ahorrar millones de dólares y salvar miles de vidas.

No hubo compras de insumos colectivas por el Consejo Sudamericano de Salud, no se logró pronunciamientos y acciones concretas de Parlamentos regionales. La solidaridad internacional se quedó en casa mientras los piratas tomaban los suministros en aeropuertos de otro continente.

Rumbo a un nuevo Abrazo – la unidad es posible

La lucha de nuestros pueblos y la dirigencia democrática popular nos ha mostrado que la unidad de los gobiernos frente a desafíos comunes es posible. Pero tiene fecha de caducidad en el marco de las democracias burguesas liberales que rigen nuestras patrias: dos, tres, cuatro, cinco o seis años según el calendario electoral.

La unidad de Nuestra América es demasiado importante para dejarla en manos de los gobiernos. Fue el movimiento de trabajadores organizado el que generó tras años de lucha las condiciones para que en ese noviembre de 2005 los presidentes del MERCOSUR y Venezuela con Kirchner al frente le dijeran que NO al ALCA. Son los pueblos organizados los que resisten las olas neoliberales y que restituyen los gobiernos populares, como pasó en 2019 en Argentina con la conducción de Cristina Fernández de Kirchner.

“Los otros” necesitan de la violencia, el saqueo y la mentira para poder implantar sus modelos, es de nosotros la oportunidad que nos da el ser hijos de la América viva que dio vida a tantos hombres y mujeres que hoy llevamos como bandera. Un lápiz le ganó en Perú a ese imperio. La resistencia y persistencia en México abrió un nuevo tiempo. Las luchas resisten si hay un camino hacia el abrazo de los Pueblos.

No por romanticismo sino por necesidad, la espada de Bolívar, será afilada una vez más y empuñada hacia la definitiva concreción de la Nación Suramerianca.


¹ Parlamentario del Mercosur por la Argentina. Fue el primer director de la Casa Patria Grande “Presidente Néstor Carlos Kirchner” 2011 -2015. Militante de la causa latinoamericana y caribeña.

Perspectiva Latinoamericana | Deuda por acciones ambientales. Un camino para superar el trilemma del desarrollo sostenible

Perspectiva Latinoamericana | Deuda por acciones ambientales. Un camino para superar el trilemma del desarrollo sostenible

por Damián Paikin¹

Los debates que están sucediendo en la 26 Conferencia de las Partes del Acuerdo Marco de Cambio Climático nos muestran una vez más que la solución al problema aún se encuentra lejana. En parte, esta incapacidad para resolver el tema ambiental se funda en dos cuestiones.

La primera es el hecho que el cambio climático, como fenómeno, es parte de un trilemma de difícil solución. Habitualmente se menciona el concepto de desarrollo sostenible como aquel que ubica al crecimiento económico, el progreso social y el cuidado ambiental como tres esferas a ser tenidas en cuenta. El problema es que la relación entre ellas en muchas ocasiones no es lineal sino que, por el contrario, se contraponen unas con otras.

El trilemma del desarrollo sostenible

Por ello, antes de la idea de un concepto con tres patas o pilares, es mejor pensarlo bajo la figura de un triángulo con tres desafíos presentes al mismo tiempo: El equilibrio inter-generacional, la inclusión social y el cambio estructural, donde las tres puntas se encuentran en permanente tensión, particularmente – aunque no sólo – en los países que basan su modelo de desarrollo en los recursos naturales. Y este es el caso de América Latina, donde aproximadamente 1 de cada 2 dólares de exportaciones provienen de esas fuentes.

En este marco, en nuestra región la posibilidad de un mayor crecimiento que financie una mejora en la vida de las generaciones actuales a partir de nuevos empleos o mediante la ampliación de los recursos estatales difícilmente pueda escapar a algún tipo de desafío ambiental. Y esto, que ya sería un dilema difícil de manejar, se complejiza ante la necesidad de destinar parte de las ganancias obtenidas a promover cambios en la matriz productiva para no continuar devastando el planeta e, incluso, ante la necesidad de pensar un futuro frente al agotamiento de los recursos no renovables.

A esta complejidad se le agrega un segundo elemento. Mientras en la COP 26 los países ricos plantean la necesidad de combatir entre todos el cambio climático, en la Organización Mundial de Comercio, o en los Acuerdos regionales, promueven acciones que tienden a primarizar aún más nuestras economías, para luego paradójicamente acusarnos en diversos foros de ser responsables de la desforestación y la pérdida de biodiversidad.

Las propuestas a futuro: Un giro al concepto de responsabilidades comunes pero diferenciadas

Y aquí aparece la segunda cuestión que dificulta un acuerdo sobre el tema. Si aún hay algo que pueda preservar el equilibrio ambiental son justamente los bosques, selvas y diferentes recursos que existen en los países menos desarrollados. Es decir que no fue por la acción de nuestros Estados que se llegó a esta situación, sino justamente por la acción de aquellos que por sus lógicas de consumo y producción devastaron el planeta y hoy piden que todos se hagan cargo por igual del problema, aceptando solamente en el papel la consigna de responsabilidades comunes pero diferenciadas.

De hecho, tal como surgió del G20, los 100 mil millones de USD que habían comprometido las potencias en la COP 15 para el año 2020, no se concretaron y posiblemente no lo hagan en los próximos años. Y si bien ha habido proyectos, estos han respondido más a una iniciativa de los financistas en el marco de sus propias miradas sobre la cuestión, que a los intereses reales de los países en desarrollo.

Frente a esto han surgido dos posiciones. La primera sintetizada cruelmente por el presidente de Malawi, Lazarus Chakwera: Esto no es un acto de caridad. Así que paguen o mueran con nosotros, dijo tras lo cual agregó: Cuando decimos que cumplan su promesa, no se trata de caridad, sino de pagar una cuota de limpieza. Si han estado involucrados en los cambios que ha experimentado el mundo, limpiémoslo, pero hay que responsabilizarse”.

La segunda, propuesta por el presidente Alberto Fernández, y acompañada entre otros por el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, es la voluntad de generar un mecanismo de canje de deuda por acción climática. Esta idea tiene en principio una ventaja sobre la anterior. La carga se invierte y no son los países menos desarrollados quienes deben rogar por la llegada de los fondos, sino que son aquellos más poderosos quienes “pre-entregaron” el dinero que ahora será usado, en vez de para beneficio de algunos, en pos del bienestar de todos a partir de acciones que mejoren el ambiente entre las que se contarán sin dudas, cambios en la matriz productiva.

De esta forma sí se cumple con más claridad con la consigna responsabilidades comunes pero diferenciadas, recuperando los países que han sido víctimas de la acción climática de otros, su capacidad autónoma de definir los mejores caminos para conservar los activos ambientales.

La crisis climática, tal como la define el vicepresidente de Bolivia David Choquehuanca, no da tiempo para repetir viejos esquemas fracasados del pasado como el financiamiento de los países ricos de proyectos en los países pobres. Es hora de probar otras formas que incluyan poner en cuestión las lógicas de la división internacional del trabajo, la propiedad de la innovación que impide que las mejoras se distribuyan rápidamente allí donde más se necesitan, y el rol de la deuda externa.

Quizás así se encuentre un camino que avizore una salida para el trilemma del desarrollo sostenible.


¹ Investigador UBA/UNLA. Miembro del Observatorio del Sur Global

Perspectiva Latinoamericana | Preguntas clave y respuestas parciales ante la incertidumbre en el gabinete de Castillo

Perspectiva Latinoamericana | Preguntas clave y respuestas parciales ante la incertidumbre en el gabinete de Castillo

por Florencia Tursi Colombo

No ha pasado ni un mes desde que Pedro Castillo asumió la presidencia del Perú. Sin embargo, hasta ahora, el Congreso citó a 5 de sus ministros, provocando la renuncia del canciller, y se han preparado nuevas mociones de censura contra otros ministros. También los medios de comunicación se lanzaron en una feroz campaña de ‘terruqueo’ y se especuló con el pedido de vacancia presidencial.

Aquí nos hacemos algunas preguntas clave ante la incertidumbre que rodea al gabinete encabezado por el Presidente del Consejo de Ministros Guido Bellido y proponemos algunas respuestas parciales: ¿Por qué renunció el canciller Béjar? ¿Quién es la oposición? ¿Habrá voto de confianza? ¿Habrá vacancia? y ¿cuál es la estrategia de Castillo?

¿Por qué renunció el canciller Béjar?

La bancada en el Congreso del fujimorismo con sus aliados de Avanza País y la extrema derecha de Renovación Popular, presentaron una moción para interpelar al canciller Héctor Béjar. Le solicitaban que se expresara por unas declaraciones de antes de asumir el cargo. Asimismo, lo exhortaban a posicionarse “contra el socialismo” y en “defensa de la democracia”.

La oposición reaccionó presentando dicha moción luego de que se dio a conocer la salida del Grupo de Lima. La retirada del Perú del grupo de países originario de su ciudad capital fue un gesto potente de una nueva política exterior, una nueva concepción geopolítica y la aplicación del principio de no intervención en asuntos internos. Como consecuencia, la salida del Grupo de Lima, marca el fracaso de las medidas de intervención de la derecha peruana en la política de Venezuela y Bolivia, entre otros países de la región.

Las declaraciones de Béjar que iniciaron el supuesto “escándalo” fueron el 24 de noviembre del año pasado, cuando no era funcionario, dijo: “el terrorismo en Perú lo inició la Marina” y que “han sido entrenados para eso por la CIA”.

En 1977 dos barcos pesqueros cubanos fueron hundidos en las costas de Perú, sobre esos hechos se refirió Béjar, al señalar que la Marina estuvo implicada. Incluso, algunos años antes, en 1974 la Marina había intentado una insurrección contra el gobierno de Velasco Alvarado.

Sin embargo, los dichos de Béjar fueron usados mediáticamente para emparentarlo con el grupo armado Sendero Luminoso durante el conflicto armado interno en los 80 y 90. Aunque Béjar no hizo referencia a ese momento, sino a uno previo.

No obstante, en el Perú, falta una autocrítica por parte del Estado y de las FFAA sobre el conflicto armado. La forma en que se resolvió el conflicto implicó la responsabilidad casi por completo en un único partícipe. Pero el Estado tuvo participación en, por ejemplo, los falsos positivos. Asimismo, no se ha investigado lo suficiente la ligazón que tuvieron las FFAA con EEUU, sobre todo la formación llevada a cabo allí.

La campaña mediática contra el canciller fue brutal y consistió en el tradicional ‘terruqueo’, es decir, se acusó a Béjar de terrorista por tener aparentes relaciones con Sendero Luminoso. Incluso, al googlear “Héctor Béjar”, lo primero que aparecía en la biografía de Wikipedia era: “asesino y terrorista del grupo Sendero Luminoso”.

¿Quién es la oposición?

Hay que entender la oposición a Castillo desde su presencia en tres espacios. En primer lugar las bancadas de derecha en el Congreso, el espacio del fujimorismo, Fuerza Popular, sumado a Avanza País y Renovación Popular. Un poco más hacia el centro, es decir con una actitud más moderada, se encuentran las bancadas de Acción Popular y Alianza para el Progreso.

La oposición obtuvo la mesa directiva del Congreso con una fórmula presentada por Acción Popular, Alianza para el Progreso, Avanza País y Podemos Perú, la cual fue apoyada por el fujimorismo.

Además, la oposición preside las principales comisiones en el Congreso. Perú Libre solo pudo quedarse con las comisiones de Ciencia y Tecnología, Comercio Exterior y Turismo, Cultura y Patrimonio, Inclusión Social, Mujer y Familia, Producción, y Pueblos Andinos y Ambiente. No pudo obtener las comisiones de Educación, Constitución y Presupuesto, tres áreas clave las cuales tenía interés en presidir.

En segundo lugar, la oposición tiene presencia en los medios de comunicación, o mejor dicho, los medios de comunicación juegan en la oposición. Campañas mediáticas como la que sufrió Béjar la semana pasada ponen en escena el accionar político de los medios, que confluye con las intenciones de la derecha en el Congreso que busca desestabilizar al gobierno de Castillo.

En tercer lugar, luego de la segunda vuelta electoral comenzó a darse un nuevo fenómeno, una serie de marchas de grupos de derecha y extrema derecha, con actitudes racistas y mensajes de odio que se movilizaban contra la victoria electoral de Pedro Castillo. Fueron movilizaciones que cuestionaban el resultado electoral y denunciaban un supuesto fraude, respaldando la postura de Keiko Fujimori, aunque nunca pudieron probar las maniobras de fraude.

Después de la proclamación de Castillo y de su asunción, las manifestaciones continuaron y aún no cesan. Iniciaron en Lima y se fueron extendiendo a otras ciudades del país. Tal vez, podemos caracterizarlas como fenómenos de las áreas urbanas. Marchan contra el gobierno de Castillo, también han iniciado una junta de firmas contra la convocación a una Asamblea Constituyente, asimismo mezclan mensajes anti-vacunas.

¿Habrá voto de confianza?

El gabinete de Bellido solicitará el voto de confianza al Congreso el próximo 26 de agosto. Bellido debe exponer ante el pleno del Congreso las políticas diagramadas por el ejecutivo para los próximos 5 años.

Algunos congresistas ya han adelantado que no obtendrá el voto de confianza. De hecho, congresistas de Avanza País presentaron una moción para que se declare como “acto inmoral” la designación de Bellido. Sin embargo, la moción no fue aprobada por 61 votos en contra, 47 a favor y 6 abstenciones. El rechazo de dicha moción marca la posibilidad de una moderación en el Congreso, la cual sería más favorable a otorgar el voto de confianza.

No obstante, el grupo más radicalizado de derecha tiene chances de imponer sus intereses en el Congreso, con el apoyo de los medios de comunicación y las movilizaciones en las ciudades, generan un clima de rechazo y odio hacia el gabinete de Bellido.

¿Habrá vacancia?

Ya se planteó el tema de la vacancia entre los distintos sectores de oposición que integran el Congreso.

El pleno del Congreso aprobó la propuesta de Renovación Popular de crear una comisión para investigar el proceso electoral de este año. Aunque la propuesta tuvo 46 votos a favor, 50 en contra y 28 abstenciones, la comisión quedó aprobada ya que el reglamento indica que las comisiones se aprueban al alcanzar el 35%, es decir 46 votos. La propuesta fue presentada para investigar “presuntas irregularidades” en la elección presidencial de este año y proponer modificaciones a la norma electoral.

Sin embargo, hasta el momento no pudo demostrarse ningún tipo de fraude ni de irregularidad en la elección. Este fue el argumento central que expuso la bancada de Perú Libre al oponerse a la nueva comisión, ya que no hay pruebas de fraude y parece que la oposición de derecha, extrema derecha y el fujimorismo “hasta la fecha, no han comprendido que perdieron las elecciones” dijo la congresista Betssy Chávez.

Por otro lado, existe el Acuerdo Nacional, un foro creado en 2002 con el objetivo de mantener una colaboración entre los distintos niveles del Estado, ejecutivo, legislativo y judicial, y las instituciones políticas y sociales. Allí se planteó la posibilidad de eliminar las figuras de la vacancia presidencial y la cuestión de confianza con el objetivo de fortalecer la política, permitir la gobernabilidad y mantener el equilibrio de poderes. La propuesta consiste en cambiar la vacancia presidencial por el juicio político y eliminar la cuestión de confianza. También se planteó el regreso a una bicameralidad. Aunque estas propuestas parecen estar lejos de ser aprobadas.

¿Cuál es la estrategia de Castillo?

El escenario es complejo. Aunque Castillo definió un gabinete, hay incertidumbre respecto de su continuidad.

La renuncia de Béjar deja al descubierto que Castillo no pudo sostener a su ministro ante los ataques y mentiras de los medios de comunicación y de la derecha.

Para algunos, Castillo debería haber defendido a su canciller, incluso, aquellos que lo apoyan mostraron su preocupación ante el silencio del presidente, parecería ser que no está dispuesto a defender a su gabinete ante los ataques de la oposición.

Tal vez, Castillo, prefiera asumir una actitud pragmática ante lo que le espera en el Congreso. La semana que viene Bellido deberá presentarse para pedir el voto de confianza y es probable que no se lo otorguen. En este sentido, el pragmatismo de Castillo ante las designaciones debe entenderse como una actitud para privilegiar la continuidad de un gobierno. El congreso seguirá interpelando a ministros pero el presidente debe procurar la estabilidad para tener un marco general en donde, más allá de las figuras que pasen por el gabinete, poder gobernar.

Castillo ha cambiado de aliados y volverá a cambiar si lo considera necesario. La salida de Béjar no debe entenderse como una victoria del Congreso o de la derecha o del fujimorismo. Sino, más bien, como una maniobra de estabilidad, siendo que detrás estaba siendo cuestionada la Marina de guerra. Justamente, fue la Marina la que más presionó al gobierno por las declaraciones de Béjar. Castillo decidió privilegiar la relación con las Fuerzas Armadas, encontrando allí la estabilidad. Al respecto se ha citado el Art.169 de la Constitución para recordarles a las FFAA y la Policía Nacional que “no son deliberantes”, sino que “están subordinadas al poder constitucional”.

Perspectiva Latinoamericana | Un escenario abierto en Chile en el marco de una nueva Constituyente

Perspectiva Latinoamericana | Un escenario abierto en Chile en el marco de una nueva Constituyente

por Florencia Tursi Colombo

El 21 de noviembre se llevarán a cabo elecciones en Chile para elegir presidente/a, diputados/as, senadores/as y consejeros/as regionales.

Ya se celebraron primarias en las agrupaciones Apruebo Dignidad y Chile Vamos y se definieron los candidatos. Aún falta la consulta ciudadana que definirá la candidatura de Unidad Constituyente.

Aunque hay alguna certeza sobre las listas y candidaturas, el escenario está abierto y es difícil adelantar que puede llegar a suceder en noviembre.

¿Quiénes son los/as candidatos/as? ¿Cuáles son sus propuestas? ¿Qué proyectan las encuestas? ¿Qué elementos se ponen en juego en la elección?

Nueva generación

Algunos/as hablan de “candidatos de nueva generación”, en referencia a la juventud de los/as candidatos/as. Estaríamos en presencia de una renovación en los dirigentes políticos que se expresa, en primer lugar, en la edad de los/as nuevos/as candidatos/as, pero también, en segundo lugar, en las propuestas y discursos ya que se hacen eco de las nuevas agendas y problemáticas que la juventud chilena ha puesto en escena los últimos años.

Por izquierda, quien encarna dicha renovación es Gabriel Boric, diputado y exlíder estudiantil. Por derecha, Sebastián Sichel, exministro de Desarrollo Social de Sebastián Piñera. Ambos casos son candidatos con experiencia política. Es decir, la crítica habitual a la juventud “que carecen de experiencia política”, no les cabe a dichos candidatos. Por el contrario, tanto Boric como Sichel han demostrado tener vocación y trayectoria.

Primarias

Boric se impuso en las primarias de Apruebo Dignidad, coalición que incluye a los partidos Frente Amplio, Partido Comunista y el Frente Regionalista Verde Social, con el 60,42% de los votos, frente a Daniel Jadue del Partido Comunista quien obtuvo el 39,58%. Jadue llegaba a las primarias como el favorito. Sin embargo, no pudo mantener dicho apoyo y se mostró incómodo en el debate realizado, hasta tuvo algunos cruces con los periodistas. En cambio, Boric hizo una buena campaña, se mantuvo más moderado que Jadue, y con una impronta que apelaba al voto joven. En el debate, pudo responder con claridad y señalando las propuestas concretas para cada temática.

Sichel se impuso en las primarias de Chile Vamos, coalición que incluye a los partidos Unión Demócrata Independiente, Renovación Nacional, Partido Regionalista Independiente Demócrata y Evópoli, con el 49,08% frente a Joaquín Lavín, exalcalde de Las Condes, quien obtuvo el 31,31%, más atrás en la interna quedaron Mario Desbordes e Ignacio Briones.

El próximo 21 de agosto se llevará a cabo una consulta ciudadana para definir la candidatura de Unidad Constituyente, una coalición que agrupa al Partido por la Democracia, el Partido Radical, el Partido Socialista, el Partido Demócrata Cristiano, el Partido Liberal, el Partido Progresista, Ciudadanos y Nuevo Trato. Una alianza de gobierno similar a la ex-Concertación. Los precandidatos son: Yasna Provoste, quien lleva la delantera, Paula Narváez, socialista y feminista, fue ministra de la Secretaría General de Gobierno de la segunda presidencia de Bachelet, y Carlos Maldonado, presidente del Partido Radical y ministro de Justicia durante el primer gobierno de Bachelet.

Candidatos/as

Gabriel Boric

Edad: 35

Partido: Apruebo Dignidad

Ideología: izquierda

Trayectoria: Estudió derecho en la Universidad de Chile. Inició como líder de las movilizaciones de estudiantes que se manifestaron en 2011 pidiendo educación gratuita y de calidad. En 2014 fue electo Diputado por la región sur de Chile, Puna Arenas. Desde el Congreso, mostró su apoyo a las manifestaciones que iniciaron en 2019 y fue uno de los diputados que firmó el acuerdo de paz para una nueva Constitución.

Propuestas: Boric basa su programa en tres ejes, los que define como: feminismo, transición ecológica justa y descentralización. Asimismo, identifica tres tareas fundamentales a resolver: la emergencia sanitaria y la crisis económica y social; un modelo socioeconómico que tenga al centro la sostenibilidad de la vida y el cuidado de las personas y comunidades y que apunte a la superación del neoliberalismo; y la profundización de la democracia en todos los ámbitos.

Edad: 43

Partido: Chile Vamos

Ideología: derecha

Trayectoria: Estudió derecho en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Fue ministro de Desarrollo Social del segundo gobierno de Sebastián Piñera, hasta el 2020 y luego presidente del Banco del Estado hasta diciembre pasado.

Propuestas: Sichel se proyecta como la continuación de Piñera. Sus propuestas hacen foco en las pymes para su reactivación y en el fomento del emprendimiento como motor económico.

Yasna Provoste

Edad: 51

Partido: Unidad Constituyente

Ideología: centro

Trayectoria: Es profesora de educación física y Magíster en Administración Educacional de la Universidad de Playa Ancha de Ciencias de la Educación (UPLA) de Valparaíso. Fue gobernadora de Huasco e intendenta de Atacama. También se desempeñó como ministra de Planificación en el gobierno de Lagos y ministra de Educación en el primer gobierno de Bachelet. Actualmente, es senadora por Atacama y presidenta del Senado.

Propuestas: Aún debe ganar la interna dentro de su coalición. Sin embargo ya se delinearon algunas líneas dentro de la propuesta que incluye: la necesidad de una reforma tributaria, una pensión básica universal y un sistema contributivo mixto, y fomentar el crecimiento económico desde una nueva relación entre el sector público y privado.

José Antonio Kast

Edad: 55

Partido: Partido Republicano

Ideología: extrema derecha

Trayectoria: Abogado por la Pontificia Universidad Católica de Chile. Fue diputado entre 2002 y 2018, y candidato a la presidencia en 2017 cuando obtuvo el 7,93% de los votos.

Propuestas: El programa de gobierno se centra en la seguridad como prioridad y en recuperar el Estado de Derecho con un liderazgo fuerte. Asimismo remarca el rol fundamental de las Fuerzas Armadas y del orden. Propone romper relaciones diplomáticas con Cuba y Venezuela. Quiere reducir el número de diputados y de senadores en el Congreso. Limitar la participación del Estado en la economía. Y se manifiesta en contra del aborto.

Encuestas

Aunque aún falta más de 3 meses para la elección, las encuestas de opinión empezaron a sondear la intención de voto.

Luego de las primarias el favorito era Boric, quien proyectaba una intención de voto del 30% según las encuestas, seguido por Sichel con un 25% de la intención de votos. Asimismo, en una posible segunda vuelta, Boric vencería a Sichel.

En la última encuesta de la consultora Cadem, del 12 de agosto, Sichel encabeza la intención de voto con el 24%, mientras que Boric, quien llevaba la delantera semanas atrás, bajó a 21%, y Provoste se mantiene en un 10%. Aunque, cerca del 30% de los encuestados aún no decidieron su voto.

Por otro lado, la encuesta de Criteria de la última semana indica un empate técnico entre Boric y Sichel, con una intención de voto del 25% para cada uno. En tercer lugar quedaría Provoste con un 11% y en cuarto lugar el candidato de la extrema derecha Kast con el 7%.

También, las encuestas han medido el nivel de aprobación o rechazo de la Asamblea Constituyente, encargada de redactar una nueva Constitución, que fue elegida por el voto popular en mayo pasado y que empezó a funcionar en julio. La encuesta de Criteria indica que el 30% de los/as consultados/as aprueba la labor de la Convención Constituyente, en cambio hay un 47% que la desaprueba ya que los avances se dan con “demasiada lentitud”. Quien se lleva la mayor imagen positiva dentro de la Asamblea, es su presidenta, la líder mapuche Elisa Loncón con un 21%.

Conclusiones

El contexto electoral es singular ya que al mismo tiempo que se desarrolla la campaña para elegir un/a nuevo/a presidente/a, está la Asamblea Constituyente conformada en julio de este año para redactar una nueva Constitución.

La Asamblea Constituyente fue el resultado de una lucha y movilizaciones que desde algunos años se venían llevando a cabo, cuestionando el “modelo chileno”. Un modelo que impuso Pinochet en dictadura (1973-1990) cuya Constitución es la que permanece.

Las últimas movilizaciones, que iniciaron en 2019, tomaron gran dimensión. Lo que inició como una protesta por el alza del pasaje del metro en Santiago, se terminó expandiendo en todo el país, a lo que le siguió la brutal represión de los carabineros haciendo que más sectores nacionales e internacionales se involucren y se solidaricen en denunciar los abusos y la brutalidad.

En ese contexto aparece la necesidad de una nueva Constitución. La frase: “no son 30 pesos son 30 años” condensa lo profundo de la protesta y la crítica al modelo.

Sin embargo, en dichas movilizaciones y reclamos no había un partido o líder político claramente identificado. Por el contrario, fueron movilizaciones transversales, de estudiantes y del movimiento obrero. Esto implica una complejidad para el proceso político-electoral que el país atraviesa hoy. ¿Cómo incorporar al movimiento político y social más grande del momento dentro de la elección? Sin dudas, la clara expresión de dicho movimiento es la Asamblea Constituyente votada en mayo pasado.

No obstante, los/as candidatos/as se encuentran ante un desafío. La imagen de la renovación política y de las nuevas generaciones integrando las listas es, tal vez, la expresión más contundente de que estamos ante un cambio de época en donde, de alguna manera, se demandan nuevos/as políticos/as que estén a la altura de dichos cambios.

El/la próximo/a presidente/a de Chile jurará en marzo del 2022 en el marco de una Constitución a la que le quedan pocos meses de funcionamiento. El o ella deberá asumir el compromiso de un nuevo marco constituyente que garantice democracia, igualdad y ampliación de derechos para los/as chilenos/as.

Perspectiva latinoamericana | México se enfrenta judicialmente a la poderosa industria de armas en EE.UU.

Perspectiva latinoamericana | México se enfrenta judicialmente a la poderosa industria de armas en EE.UU.

por Amparo Sayago

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México presentó el pasado miércoles una demanda civil ante un tribunal federal de EE.UU. en contra de las mayores empresas fabricantes de armas estadounidenses por facilitar el tráfico transfronterizo y la distribución ilegal en México. Las empresas denunciadas son once en total: Smith & Wesson Brands Inc.; Barrett Firearms Manufacturing Inc.; Beretta USA Corp.; Beretta Holding S.P.A.; Century Internacional Arms Inc.; Colt’s Manufacturing Company LLC; Glock Inc.; Glock Ges M.B.H.; Sturm, Ruger & Co. Inc.; Witmer Public Safety Group Inc., y D/B/A Interstate Arms.

La fecha elegida por el canciller Marcelo Ebrad para oficializar la demanda fue un día después de cumplirse el segundo aniversario de la masacre cometida en un hipermercado Wal Mart en la localidad de El paso, Texas. El 03 de agosto de 2019, el joven estadunidense Patrick Wood Crusius, compró un arma por internet y asesino a 23 personas, de las cuales nueve eran inmigrantes mexicanos. Si bien, el pedido de un control férreo en el contrabando de armas es un reclamo preexistente del Ejecutivo mexicano, desde el tiroteo en El Paso el problema del tráfico ilegal se posiciono en la agenda del gobierno de Morena, el cual aseguró que se estuvo trabajando dos años en el escrito de la denuncia.

La respuesta del lobby armamentista no se hizo esperar. Al día siguiente de la presentación judicial, Lawrence G. Keane, vicepresidente de NSSF -organización que agrupa a los fabricantes y distribuidores de armamento- afirmo que:

“Las acusaciones de tráfico transfronterizo de armas al por mayor son evidentemente falsas. El gobierno mexicano es responsable del crimen desenfrenado y la corrupción dentro de sus propias fronteras”.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador durante su tradicional conferencia de prensa mañanera, se refirió a la causa judicial aduciendo que:

“no es un hecho injerencista, no es contra el gobierno de EEUU, es un procedimiento civil porque nos afecta que no haya control sobre la venta de armas, no es ir en contra de la enmienda que les da el derecho a los estadounidenses que les da el derecho a los de portar armas, sino la forma en que se fabrican y se venden estas armas que llegan a nuestro país y causan muertes porque no hay limitaciones, ningún control. Entonces hasta compran por internet. Es la primera vez que se hace un planteamiento así, respetuoso”.

Co-responsabilidades del aumento de la violencia en México

Existen estadísticas que el gobierno de México expone en la denuncia que dan cuenta de la correlación entre la suba de los hechos de violencia registrados en el país y el aumento de la compra de armas provenientes de EE.UU. Por un lado, el porcentaje de homicidios en México cometidos con un arma subió del 25% en 2004 a más de 69% en 2018, mientras que el 70% de las armas en México provienen del país vecino, al cual se le atribuye un incremento en la producción específicamente de armas de asalto, y su tráfico por la frontera.

Resulta significativo que varios modelos de armas de fuego tienen diseños dirigidos a satisfacer los gustos estéticos y preferencias de los grupos delictivitos y carteles de droga en México. Tienen, por ejemplo, frases en español referidas a la revolución mexicana con la imagen de Emiliano Zapata. Estos modelos constituyen artículos de lujo con gran demanda por parte de los carteles de droga.

Se prevé que el litigio demore años en resolverse y resulta probable que sucesivas apelaciones lleven la denuncia a instancias de la Corte Suprema. Sin embargo, las autoridades mexicanas tienen confianza que en el mediano/largo plazo la justicia falle a su favor. Tienen en cuenta los antecedentes en causas llevadas a cabo por más de treinta ciudades y condados en EE.UU contra los fabricantes de armas por ser víctimas de la violencia generada como consecuencia de la falta de control en la venta.

¿Qué dice la demanda?

El litigio no tiene precedentes históricos ya que es la primera vez que México se enfrenta judicialmente a una de las industrias con mayor capacidad de lobby en EE.UU. Las ganancias obtenidas por el comercio negligente se calcula alcanza los 170 millones de dólares al año, lo que da cuenta del gran poderío económico del sector. La denuncia se radico en la justicia federal, en la Corte de Distrito de Massachusetts en Boston, lugar donde se concentra la industria armamentista y donde se espera que la causa caiga en manos de jueces liberales proclives al control de armas.

La demanda civil de 139 páginas, afirma que las once empresas son responsables de armar a los cárteles de la droga y otros grupos criminales. Las acusa de negligencia en sus prácticas comerciales, que incluyen el apoyo de distribuidores corruptos, con el objetivo de obtener ganancias millonarias. Asimismo, documenta 17 mil homicidios cometidos anualmente en México con 873 mil armas traficadas ilegalmente desde la frontera del norte. De ese material, entre el 39% y el 70% proceden de los fabricantes y vendedores acusados.

Steve Shadowen, abogado del gobierno mexicano del despacho Shadowen PLLC declaró en una entrevista que las empresas del sector:

“Tienen información y datos en tiempo real de quiénes están comprando las armas. Ellos saben qué distribuidor dentro de su red son los problemáticos. El gobierno de México no conoce esta información, tampoco el de Estados Unidos. Consideraron que los gobiernos de Estados Unidos y de México están haciendo su trabajo para atender este problema, pero que los productores de armas no”.

El gobierno mexicano espera obtener una compensación económica por 15 mil millones de dólares, cifra que representa por ahí de 2% del PBI del país. También tiene como objetivo que los productores de armas tomen medidas para evitar el tráfico de armas.

Así, el Poder Ejecutivo mexicano introduce un tema que se encontraba por fuera de la agenda de las relaciones bilaterales con EE.UU., cuyo epicentro estaba eclipsado por el interés de Washington en frenar las caravanas migratorias provenientes del llamado “Triángulo Norte” (Guatemala, Honduras y El Salvador). Siempre cuidando las formas, AMLO avanza sobre las co-responsabilidades que le caben a una industria que proporciona los medios para que México ocupe el tercer lugar mundial en muertes por arma de fuego, sumados a los miles de secuestros y personas desaparecidas por año que reproducen la violencia endémica en el país. Los fabricantes de armas tienen cada vez mayor gravitación en el mercado criminal en la región de Centroamérica. Tal es así que otro argumento de la denuncia gira entorno a la estimación que el 47% de los distribuidores estadounidenses iría a la quiebra si los grupos ilícitos vinculados al narcotráfico no existieran.

La propia administración de Joe Biden se niega a abordar el tema del control de armas en su país en un contexto de fuerte polarización del escenario político. La pandemia ha incluso incrementado la tenencia de armas entre los estadounidenses. En ese sentido, habrá que estar atentos a la reacción que el litigio estratégico suscite tanto en el gobierno demócrata como en el partido republicano. No obstante, la denuncia del SRE tiene por delante un complejo y largo recorrido en los tribunales de la justicia federal de EE.UU. donde se cristalizarán los diversos intereses económicos y políticos implícitos en la causa.

Perspectiva Latinoamericana | Pedro Castillo un presidente surgido del Perú de a pie

Perspectiva Latinoamericana | Pedro Castillo un presidente surgido del Perú de a pie

por Pablo Vilas

Estuvimos este 28 de Julio en Lima participando de la toma de posesión del presidente Pedro Castillo de Perú. Una ceremonia bastante emotiva en el Congreso de la Nación peruana, con participación de los presidentes de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y el Rey de España junto a varios cancilleres. Estuvimos como parlamentarios del Mercosur junto con el vicepresidente del Parlasur por Argentina, el diputado Oscar Laborde. Pudimos escuchar el discurso de Castillo, muy fuerte en términos reivindicativos y de recuperar la soberanía nacional.

Pedro Castillo es el primer presidente originario de Perú. Nacido y criado como el 90% de los peruanos y peruanas, de una clase humilde, con padres campesinos que no tuvieron educación formal. Él mismo pudo ser maestro a  través de una escuela rural, trabajando la tierra en ese proceso y, a partir de ahí saber lo que significa haber transitado las dificultades de un ciudadano/a de nuestra América, en este caso del Perú de a pie.

Encuentra su triunfo con una dificultad importante. Él asume la candidatura a partir de la convocatoria que le hace el partido Perú Libre. Castillo no era afiliado a ese partido, sin embargo accede a esa candidatura y en la primera vuelta supera a la mayoría de los partidos, sumando poco más del 20%. Luego tuvo una segunda vuelta muy cuesta arriba, donde el sistema económico, político y mediático intentó con todas sus herramientas evitar el triunfo de Castillo, por lo que aparentaba ser una postura radical de reivindicación histórica del pueblo peruano en contra de las élites de ese país.

El discurso de asunción de Castillo deja en claro los principales ejes de lo que va a intentar que sea su gobierno: educación, trabajo, salud, recuperación de los recursos naturales, auditoría a las empresas transnacionales que explotan los bienes y recursos peruanos, participación activa en la integración e inclusión del campo popular, de los indígenas, de los campesinos y de los afro-peruanos.

Perú en este momento se está reorganizando. Castillo se encuentra con un Congreso contrario, cuyas autoridades son de los partidos opositores. En un país donde ese organismo ya ha logrado vacar a varios presidentes. Es una fuerte puja donde Castillo necesitará contar con la calle movilizada, con el respaldo de esos millones de peruanos que lo avalaron. Él continúa con la intención de llamar a una Constituyente para modificar la Constitución, para lo que necesita mayorías en el Congreso que no tiene. Entonces intentará nuevamente convocar a la ciudadanía para que se manifieste a favor de la Constituyente.

Ha designado a un gabinete primordialmente de varones, igualmente la foto muestra por primera vez en la historia un gabinete del gobierno de Perú predominantemente de tez oscura. Y ha incorporado a todos los sectores que lo han acompañado en la segunda vuelta. Tiene ministros de Juntos por Perú, de Gana Perú y, obviamente de Perú Libre. Y tiene una vicepresidenta con una proyección importante en términos de conocimiento y de conciliación entre los poderes, por eso mismo es interesante que también la haya designado ministra de desarrollo social.

Para la región lo que representa es un nuevo triunfo del campo popular, a pesar de los intentos de desconocer los resultados y las noticias falsas que se promovieron para evitarlos. Un candidato que con la fuerza del lápiz y de sus convicciones, con su honestidad profesional y su habilidad como dirigente sindical, logró sumar adhesiones. Además, se ve claramente un rechazo hacia el fujimorismo muy fuerte. Regionalmente, tras la derrota del campo popular en Ecuador, este triunfo peruano nuevamente pone en discusión esto de las olas que decía García Linera. No es sólo que los gobiernos van ganando por oleadas, sino que en cada país nuestro la pandemia, este proceso que estamos viviendo, ha puesto en relieve las luchas por disminuir las desigualdades y por mayor participación desde las clases postergadas.

Sin duda alguna que el éxito del gobierno de Castillo en estos meses tendrá una fuerte incidencia en las elecciones que se avecinan en Chile y en las elecciones del próximo año en Colombia, donde el uribismo se encuentra contra la pared sin la posibilidad de empoderar a ningún dirigente de recambio como lo había logrado con Santos y Duque. En Chile la irrupción de movimientos independientes logró dejar de lado a los partidos tradicionales. Lo que se está viendo en Perú también es parte del fracaso del neoliberalismo y del triunfo de los pueblos, como en estos otros países. 

Perspectiva Latinoamericana | El primer mensaje al pueblo de un presidente del pueblo

Perspectiva Latinoamericana | El primer mensaje al pueblo de un presidente del pueblo

por Florencia Tursi Colombo

El pasado 28 de julio Pedro Castillo asumió la presidencia del Perú para el período 2021-2026. En el Congreso, luego de tomar juramento, Castillo dio su primer mensaje al pueblo como Presidente. El discurso tuvo dos partes, una primera de revisión histórica y crítica a la situación política, económica, social y sanitaria, y una segunda parte de propuestas y proyectos de gobierno. Luego realizó una jura simbólica en la Pampa de la Quinua en Ayacucho, lugar en donde se desarrolló la Batalla de Ayacucho, la cual selló la Independencia del Perú.

Los derechos del pueblo

En la primera parte del discurso de asunción, Castillo expuso con valentía la historia de una cultura milenaria, recordando que, pese a que ese día era el Bicentenario de la Independencia, no había que olvidar las culturas precolombinas.

Castillo hizo un rápido recorrido por la historia del Perú, en ocasión de cumplirse los 200 años de la Independencia, que tuvo como eje central a los derechos del pueblo.

El núcleo del mensaje del nuevo Presidente fue señalar lo que le ha costado al pueblo peruano el reconocimiento de sus derechos ante los distintos gobiernos que le dieron la espalda a la causa popular. “Ha llegado un gobierno para el pueblo y por el pueblo” sostuvo.

Asimismo, remarcó que es la primera vez que llega a la presidencia del Perú un campesino, maestro rural, de los sectores oprimidos, con un partido político del interior del país y, “del orgullo y honor del Perú profundo” que corre por sus venas.

La crítica a la situación heredada se centró en algunos temas clave. El primero fue la pandemia de la Covid-19, respecto de la cual marcó una clara línea: la salud debe ser garantizada por el Estado, universal y gratuita, ante las tendencias presentes entre los empresarios y los sectores de derecha que presionan por mantener un sistema privado y para unos pocos, de salud y acceso a las vacunas. Además, hizo una crítica al centralismo médico de Lima marcando la necesidad de hospitales especializados por regiones, para lo cual le pidió a las distintas regiones que elaboren sus informes sobre las necesidades que el Estado debe atender. Finalmente, respecto de la pandemia, reconoció la labor del personal de salud sosteniendo que “no haya más trabajos precarios”.

La segunda crítica fue a la economía. Castillo sostuvo que, hasta ahora, ningún gobierno escuchó el malestar de la población, el cual es producto del modelo económico heredado de los 90, y remarcó que “la población pide cambios”. Despejó las dudas al sostener que se respetará la propiedad privada pero que se antepondrán los beneficios de la Nación. La prioridad será recuperar empleos e ingresos. También recordó la campaña electoral cuando se trató de asustar a los/as votantes respecto del devenir económico de un supuesto “gobierno comunista”, Castillo respondió a aquellos mensajes de miedo señalando que “queremos una economía ordenada y estable”.

Los/as congresistas e invitados/as lo aplaudieron de pie cuando señaló que no permitirá los abusos de monopolios y consorcios de los servicios públicos, que el Banco de la Nación debe dar créditos sin usura, y que el Estado va a cumplir su función de resguardo de los servicios y riquezas de la nación.

La corrupción fue también un eje de la crítica. “Hay que desterrar la corrupción y sancionar a los culpables” dijo Castillo. Recordó que hay ex presidentes y políticos investigados y presos, sin embargo no hay ningún empresario.

Otro eje fue el de minería, energía e hidrocarburos donde sostuvo que hay que mejorar salarios y transferencias para que no haya grupos privilegiados y otros excluidos, promover la participación del Estado y sobre todo, la necesidad de una nueva forma de hacer minería.

Finalmente, señaló el eje central que será guía de su gobierno: “paz con justicia social”.

Acciones de cambio

En la segunda parte del discurso, Castillo diagramó las acciones a tomar por el gobierno, las propuestas y proyectos. En materia de salud se comprometió a vacunar a más del 70% de la población antes de fin de año. En economía, anunció inversión pública y generación de empleo a través de obras públicas. También anunció obras de agua y saneamiento, y ampliación del Programa Nacional Techo Propio.

En el área de producción, señaló que se promoverán inversiones con rentabilidad social, se revisarán los contratos con empresas pesqueras buscando más rentabilidad y empleo digno, y se creará un fondo de crédito para PyMES.

En agricultura, con el lema: “hambre y desnutrición cero”, prometió reconocer a comedores comunitarios con inversión de 3 mil millones de soles, y dotar de un rol central al Agrobanco como motor de la agricultura familiar y del pequeño agricultor. También anunció un plan de industrialización y mejora del campo y un plan de repoblamiento ganadero.

En temática de género propuso fomentar el empleo de las mujeres, asistencia para las víctimas de abuso sexual, y crear un sistema nacional de cuidados con especial atención a los/as huérfanos/as de la pandemia.

Sobre Petroperú, señaló que el Estado debe participar directamente y regular el precio de los combustibles.

Para la seguridad ciudadana propuso expandir el sistema de rondas, incluirlas en el sistema de seguridad y asignarles presupuesto. En defensa, anunció el cambio del rol de las FFAA para que participen en proyectos de desarrollo y ayuden al crecimiento de la nación.

Sobre la lucha contra la corrupción pidió revisar la legislación sobre corrupción tanto para funcionarios públicos como para empresas.

También se refirió a la publicidad del Estado, para regularla de mejor manera, se dará prioridad a redes de provincias y virtuales, descentralizando el gasto público.

En transportes y caminos anunció mejoras y controles, y la creación del tren inca y el tren grau. En comercio exterior y turismo señaló mejoras y dar valor al turismo y a las culturas vivas.

Sobre protección social dijo que ningún peruano deberá mendigar por protección, por el contrario, se armará una comisión ejecutiva encargada de crear un nuevo sistema de protección social, que establezca una estructura unificada de salud, que centre el desarrollo en las personas y que fomente los programas sociales.

Educación

Uno de los temas en los que más se detuvo en su discurso fue el de la educación. Claro está que será un tema prioritario dado que Castillo, por su rol de profesor que viene del Magisterio, conoce los problemas del área y está en contacto con los distintos sectores de la educación. Esto le permitió hacer importantes propuestas en su primer discurso al pueblo.

En primer lugar, declaró a la educación pública en estado de emergencia prometiendo duplicar el presupuesto y redistribuir de manera equitativa.

Asimismo, señaló la necesidad de revalorizar la carrera docente, reconocer a los docentes de la educación pública a través de incentivos y que los docentes rurales cuenten con servicios.

En segundo lugar, hizo un importante anuncio que fue el declarar a internet como un derecho, y no como servicio.

Por otro lado, dijo que en las escuelas se va a garantizar la alimentación con productos locales y nutritivos.

Finalmente, respecto de las universidades y la educación superior, dijo que se garantizará el libre acceso.

Nuevos ministerios

Hubo dos anuncios centrales en el discurso inaugural de Castillo. El primero fue la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica, y el segundo fue el cambio de denominación y significado del área de cultura a Ministerio de las Culturas.

La creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica, es con el objetivo, según señaló Castillo, de generar conocimiento para la independencia tecnológica. Asimismo, propuso crear la carrera de investigador lo que permitirá repatriar científicos en el exterior y generar mayor valor agregado.

La cultura fue un tema clave del discurso, tanto en la primera parte cuando, en su repaso histórico, valorizó la riqueza cultural del Perú, como en la segunda parte, cuando propuso una serie de cambios y nuevas medidas.

Castillo anunció que se priorizarán las lenguas originarias en las instituciones donde ya las utilicen y se reconocerá a las comunidades indígenas. El objetivo es interculturalizar al Estado con sus comunidades originarias, indígenas y afroperuanas. Por ello, propuso renombrar al ministerio como Ministerio de las Culturas, en plural, para que reconozca las diferentes culturas y lenguas.

Añadió que no gobernará desde la casa de Pizarro ya que “hay que romper con las ataduras coloniales”. La casa de Pizarro se convertirá en museo y casa del nuevo Ministerio de las Culturas.

Medio ambiente y recursos naturales

Otro tema que marcó un claro viraje respecto de los gobiernos anteriores fue el de medio ambiente y recursos naturales. Castillo se hizo eco de los reclamos populares por mayor cuidado del medio ambiente y protección de los recursos naturales. Cabe recordar que ningún gobierno, hasta ahora, había tomado este eje como central desde una perspectiva social, sino que todos los gobiernos privilegiaban el extractivismo y despojo de los recursos nacionales en manos de empresas privadas.

En medio ambiente, Castillo, priorizará la protección y el desarrollo a través de un Ministerio del Ambiente que ponga freno a abusos. También habló de revertir la tendencia de deforestación y crear una nueva ley de ordenamiento territorial. Se propuso que, para el 2030, el Perú sea un país de carbono neutral.

Castillo remarcó la centralidad de los recursos naturales, indicando la importancia de recuperar la soberanía de dichos recursos y que esto es uno de los principios que impulsa la necesidad de una nueva Constitución. Es decir, que parte de las problemáticas de la Constitución vigente, tiene que ver con el fomento de la empresa privada para la extracción de los recursos naturales. Solo será posible cambiar la forma en la que comprendemos al medio ambiente y la forma en la que nos relacionamos con los recursos existentes con una nueva Constitución que garantice la soberanía, el cuidado y la preservación. Asimismo, señaló Castillo, que debe haber participación de pueblos indígenas en la ejecución de proyectos extractivos.

Una nueva Constitución

Por último, se refirió a la asamblea constituyente y el proyecto de una nueva Constitución. En el discurso, Castillo indicó que insistirá con esa propuesta en el marco de la legalidad. Sin embargo, la Constitución del 93 no contempla la creación de una asamblea constituyente, por ello Castillo se hizo la pregunta “¿Debe el pueblo estar preso de dicha Constitución?”, fuerte y claro se escuchó a una parte de los/as asistentes presentes en el Congreso responderle que “no”.

Castillo expuso que, dado que el poder constituyente emana del pueblo, no de los gobernantes, se necesita un referéndum constituyente. Es por eso que presentará al Congreso un proyecto de ley para reformar la Constitución permitiendo una Asamblea Constituyente la cual será la encargada de crear una nueva Constitución. Será una “asamblea constituyente del bicentenario, plurinacional, con pueblos indígenas, originarios, afroperuanos, independientes y sindicatos y con paridad de género” sostuvo.

Es el tiempo de la reconstrucción de la unidad nacional” señaló, y despejó dudas sobre una supuesta reforma constitucional para permitirle la reelección y perpetuarse en el poder, por el contrario, Castillo concluyó su discurso diciendo que: “el 28 de julio del 2026 regresaré a mi labor como docente”.

El gabinete

El jueves 29 de julio, Castillo hizo jurar a su gabinete. Primero lo hizo el Presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, desde el acto en la Pampa de la Quinua en Ayacucho. Castillo recibió duras críticas por la designación de Bellido ya que pertenece a la llamada “ala dura” del partido Perú Libre, fue uno de los fundadores del partido y cercano a Vladimir Cerrón. Además, Bellido es investigado por apología al terrorismo, una figura jurídica compleja ya que suele ser utilizada como mecanismo político para desprestigiar a la izquierda peruana.

Horas más tarde, juró el resto de su gabinete a excepción de los titulares de las carteras de Economía y de Justicia. Hubo especulaciones al respecto, se creía que no juramentarían por diferencias respecto de la designación de Bellido. Sin embargo, el día viernes 30 se completó el gabinete con ambas juramentaciones.

El gobierno de Castillo quedó conformado de la siguiente manera:

Guido Bellido en Consejo de Ministros; Héctor Bejar en Cancillería; Walter Ayala en el Ministerio de Defensa, Juan Carrasco en Interior; Juan Cadillo en Educación; Hernando Ceballos en Salud; Victor Mayta en Desarrollo Agrario; Iber Maraví en Trabajo; Yván Quispe en Producción; Roberto Sánchez en Comercio Exterior; Iván Merino en Energía y Minas; Juan Silva en Transportes; Geiner Alvarado en Vivienda; Ciro Gálvez en Culturas; Rubén Ramírez en Ambiente; Dina Boluarte en Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social; Anahí Durand en Ministerio de la Mujer y Poblaciones vulnerables; Pedro Francke en Economía y Finanzas; y Aníbal Torres en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Es posible observar como crítica que de 19 cargos ministeriales, tan solo 2 designaciones fueron para mujeres Ministras.

Conclusiones

Fue un discurso histórico, de un profesor rural que había sido criticado, por algunos sectores, por “no hablar bien” o porque “no se entiende”.

El discurso hizo historia porque fue el primer mensaje de un presidente que no nació en la elite limeña, que no fue criado para y por el poder. Pedro Castillo es el primer presidente de “los de abajo”, de los campesinos, de los maestros rurales, de los sectores oprimidos y del Perú profundo.

El discurso fue histórico porque en ocasión de celebrarse los 200 años de la Independencia del Perú, Castillo no les recordó a los ricos sus éxitos, sino que puso en escena los derechos de un pueblo silenciado y oprimido.

No obstante, en el Congreso la derecha se hace fuerte. Antes de la asunción presidencial se eligió una nueva mesa directiva que fue ganada por la lista de María del Carmen Alva de Acción Popular. De hecho, se le impidió a Perú Libre presentar su lista para la presidencia del Congreso. Alva ya se mostró como la líder de una derecha que, desde el Congreso, va a hacer todo lo posible por limitar el poder del ejecutivo y hasta impedir el proyecto de una asamblea constituyente.

Sin embargo, esa derecha no pudo evitar el mensaje claro, contundente y profundo de Castillo en el Congreso ante las distintas bancadas, representantes, líderes internacionales e invitados. Castillo logró, tanto en la campaña como en su primer discurso, interpelar a “los nadies”. Esas fueron las palabras utilizadas por la vicepresidenta en su jura. “Por los nadies, por aquellos que teniendo voz se la quitaron” dijo Dina Boluarte al jurar como vicepresidenta, quien luego fue designada en el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.

Por su parte, Castillo, recordó en la juramentación las promesas de campaña: no más corrupción y una nueva Constitución. “Juro por los pueblos del Perú, por un país sin corrupción y por una nueva Constitución” sostuvo.

Paciencia estratégica

Paciencia estratégica

Por Mariana Vázquez¹ para Página/12

“El mundo va muy rápido; el mundo se está entrelazando comercialmente. Y el coronavirus y el final del mismo van a hacer que estas negociaciones se disparen. (…) El mundo no nos va a esperar”, afirmaba el presidente Lacalle Pou en la última Cumbre del Mercosur. En las voces vernáculas el dogma neoliberal y la narrativa apocalíptica suelen ir de la mano. Si viene el diluvio universal y podemos subir al Arca de Noé, ¿qué otra opción racional tendríamos más que saltar en ella, sin pensarlo dos veces? Eso hoy, los adalides del libre comercio lo llaman “integración (no importa cómo, agrega esta servidora) en las cadenas globales de valor”. Sin embargo, lo que más exige este mundo en que vivimos y, particularmente, lo que más exige vivir en esta parte del mundo, que algunos llamamos periferia, es pensar, una función cerebral que el dogma neoliberal parece obturar. Y si no, veamos a Paulo Guedes, único promotor de una rebaja arancelaria generalizada, lineal y veloz en la historia económica regional luego del gobierno del general Pinochet. Porque el tiempo, en el dogma neoliberal, parece tampoco existir. Las recetas se repiten sin demasiada innovación.

El Mercosur se encuentra hoy en la situación de mayor tensión en sus treinta años de existencia. A la distancia en el frente político, se suman las diferencias que presentan las sacudidas más profundas, aunque no tan recientes, en cuanto al proyecto económico de integración. Centralmente, hay dos propuestas en la mesa: la propuesta de una rebaja sustantiva y en tiempo récord del arancel externo común del Mercosur, presentada por Brasil hace ya tiempo, que cuenta con el apoyo de Paraguay y Uruguay; y la propuesta de flexibilización presentada por Uruguay, que cuenta con un apoyo silencioso de Brasil y la oposición de Argentina y Paraguay. Argentina sostiene, no sin condicionantes externos profundos y tensiones internas que en estos contextos tan complejos devienen más que matices, una propuesta vinculada a un sendero de industrialización y generación de capacidades productivas y tecnológicas endógenas, que se da de bruces con la apertura.

El antagonismo de proyectos es evidente, y la situación argentina de una gran complejidad. La integración regional, en su sentido de proyecto común centrado en la unión aduanera y en la búsqueda de un camino de integración productiva y cooperación regional, es una condición casi sine qua non para nuestro desarrollo. Sin embargo, el Mercosur deviene hace tiempo en un difícil dilema del prisionero. La voluntad de cooperación, en el mejor escenario, escasea, sobre la base de divergencias de proyectos nacionales, de proyectos de desarrollo y, por ende, de inserción internacional, que no son nuevos pero que se han profundizado con los cambios políticos recientes.

El mundo, que no parece darle la razón al presidente del Uruguay, no muestra ningún signo de avanzar hacia una mayor liberalización, como también creía el gobierno de Mauricio Macri. Una reconfiguración en curso de las reglas del comercio internacional, donde temas tan relevantes para la humanidad como el cuidado del medio ambiente, por ejemplo, pueden convertirse en nuevos muros contra los cuales choquen los deseos de desarrollo del otrora tercer mundo, es más plausible de hacerse realidad que el paraíso nunca encontrado del mercado autoregulado. En este futuro más probable, el mundo ya no nos está esperando, pero no en el sentido que planteó el presidente del Uruguay. Sino en el sentido de que un puñado de potencias, con narrativas pobladas de buenas intenciones, están comenzando a diseñar un nuevo mundo, ese que ya no encaja con el de Bretton Woods, en el que múltiples mundos se están quedando afuera. En ese sentido, la apuesta a la región sigue siendo la más plausible de poder torcer ese sendero. Paciencia estratégica, propuso Fernando Henrique Cardoso cuando Argentina se derrumbaba en diciembre de 2001. Resistencia y paciencia estratégica, mientras se hace la tarea de casa, tal vez sea la posición más sensata para sostener desde nuestra Patria chica.


¹ Profesora de la UBA – Miembro del Observatorio del Sur Global – Ex Coordinadora de la Unidad de Apoyo a la Participación Social del Mercosur.

30° Aniversario de la creación de la ABACC. Hitos, aprendizajes y desafíos en el camino de la integración latinoamericana en tecnología e innovación nuclear.

30° Aniversario de la creación de la ABACC. Hitos, aprendizajes y desafíos en el camino de la integración latinoamericana en tecnología e innovación nuclear.

por Julieta Sayan¹

El pasado domingo 18 de julio se cumplió el 30° Aniversario de la firma del Acuerdo para el Uso Exclusivamente Pacífico de la Energía Nuclear entre Argentina y el Brasil suscripto en Guadalajara, México, que dió nacimiento a la Agencia Brasileño-Argentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares (ABACC). Esta Agencia, con sede en Río de Janeiro, es la primera organización binacional creada por Argentina y Brasil como corolario de un largo proceso de construcción de confianza y es la única en su tipo a nivel mundial.

La ABACC tiene como misión la administración y aplicación del Sistema Común de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares (SCCC), cuyo propósito es verificar que ningún material utilizado en las distintas actividades nucleares de ambos países se desvíe para usos no pacíficos. Para ello, especialistas de ambos países cumplen un cronograma estricto de inspecciones de Salvaguardias mediante el cual las y los expertos argentinos visitan y auditan las instalaciones brasileñas y viceversa. De esta manera, se garantiza a las Partes y al resto de la comunidad internacional el cumplimiento del Acuerdo arriba mencionado.

Las actividades de investigación y desarrollo en tecnología nuclear en Argentina y en Brasil fueron institucionalizadas en la década del cincuenta a través de la creación de sus respectivas comisiones nacionales de energía atómica. La Comisión Nacional de Energía Atómica – CNEA, en Argentina, fue creada en 1950 gracias a la iniciativa del Presidente Juan Domingo Perón, mientras que la Comisión Nacional de Energía Nuclear -CNEN en Brasil fue creada en 1956 durante la presidencia de Juscelino Kubitschek. Entre los años cincuenta y mediados de los ochenta, ambos países avanzaron en sus respectivos planes nucleares actuando como competidores, desarrollando líneas tecnológicas diferentes, no complementarias² y alimentando fuertes recelos mutuos. Sólo a partir del retorno de la democracia en ambos países, fue posible avanzar en la desarticulación de las hipótesis de conflicto que abrazaban ambas dictaduras militares.

Los primeros hitos en el acercamiento político entre los presidentes Sarney y Alfonsín se dieron entre 1985 y 1987 cuando se firmaron una serie de Declaraciones Conjuntas sobre Política Nuclear (Iguazú, Brasilia, Viedma, entre otras), en el marco de una estrategia de general de Integración y Cooperación. Las mismas permitieron abrir el camino para que sendos negociadores diplomáticos lograran concretar las visitas de Sarney a la planta piloto de enriquecimiento de uranio de Pilcaniyeu, Provincia de Río Negro, y de Alfonsín al centro experimental de uranio enriquecido de Aramar, Estado de San Pablo. Ambas instalaciones estaban fuera del sistema de inspecciones de salvaguardias del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y eran una de las principales fuentes de desconfianza respecto del carácter exclusivamente pacífico de ambos planes nucleares.

Finalmente, en 1991, año de nacimiento del MERCOSUR, se acuerda la creación de la ABACC y se ingresa de forma conjunta al esquema de inspecciones de salvaguardias del OIEA, mediante la firma del Acuerdo Cuatripartito entre Argentina, Brasil, la ABACC y el OIEA. Así, Brasil y Argentina se convirtieron en los únicos Estados del mundo cuyos programas nucleares están sometidos al control de dos organismos internacionales. El modelo de salvaguardias nucleares aplicado fue el resultado de una ingeniería técnica y diplomática sin precedentes.

Profundizando el camino hacia la integración

En 2004 se inicia una nueva etapa en la relación bilateral, cuando los presidentes Nestor Kirchner y Lula Da Silva suscriben el Acta de Copacabana con el objetivo de “profundizar la asociación estratégica entre ambos países y definir una posición convergente en los temas comunes”. Asimismo, declararon al 30 de noviembre como el Día de la Amistad Argentino-Brasileña en ocasión del 20° aniversario de la Declaración de Iguazú.

En 2007 se lanzó el Mecanismo de Integración y Coordinación Bilateral Brasil-Argentina (MICBA), que el plano nuclear se expresó al año siguiente mediante la constitución de la Comisión Binacional de Energía Nuclear (COBEN).

El objetivo de la COBEN fue implementar proyectos específicos que pudieran zanjar la no complementariedad tecnológica existente. Luego de varios intercambios entre tecnólogas/os e investigadores/as se seleccionaron cuatro temas de integración: a) reactores y residuos, b) aplicaciones nucleares, c) ciclo del combustible y d) regulación, y se aprobaron 30 proyectos de trabajo en conjunto. En 2013 se firmó un contrato entre la CNEA, la CNEN y la empresa argentina INVAP para la construcción conjunta de dos reactores nucleares de investigación.

Desafíos

Los procesos políticos internos acontecidos en ambos países entre diciembre de 2015 y la actualidad han impactado en una distancia con respecto al sentido y la orientación del proceso de integración regional, así como también en la búsqueda de complementariedad tecnológica bilateral. Sin embargo, y a pesar de las diferencias políticas coyunturales, la solidez de los acuerdos alcanzados en materia de usos exclusivamente pacíficos de la energía nuclear continúan siendo un ejemplo para el mundo. Prueba de ello fue el acompañamiento de la Alta Representante de las Naciones Unidas para Asuntos de Desarme, Izumi Nakamitsu, del secretario de la Organización para la prohibición de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (OPANAL), Flávio Roberto Bonzanini, y del director general del Organismo Internacional de Energía Atómica, Rafael Grossi, durante el evento oficial conmemorativo del 30° Aniversario de la ABACC.

En virtud del camino recorrido albergamos la esperanza de retomar la senda del desarrollo y la innovación tecnológica desde y para la región, tanto en lo que hace al avance del contrato firmado con INVAP para el reactor multipropósito RMB, como en el aprovisionamiento al hermano Brasil de fuentes selladas de Cobalto 60 para usos industriales y de radioisótopos para usos médicos producidos en Argentina.

Finalmente, cabe recordar la vigencia de las palabras del ex Presidente Néstor Kirchner cuando afirmaba:

Argentina y Brasil comparten el mérito y el orgullo de ser los artífices originarios y categóricos de una zona de paz, libre de armas nucleares y químicas donde las diferencias son entendidas como resultado natural de la convivencia dinámica entre las comunidades y no como la antesala para la definición de un enemigo. (…) Frente a los sueños de aquellos que piensan en un mundo distinto, donde pensaron que por ahí pasa por integrarnos con otros sectores y competir entre nosotros, yo creo que América se tiene que integrar a América, que Argentina y Brasil se tienen que integrar, tenemos que superar las dificultades en el trabajo cotidiano, con toda nuestra fuerza intelectual, nuestra capacidad de racionalidad, para demostrar que somos capaces de integrarnos en América primero, integrarnos en el Mercosur, para discutir nuestra integración con los distintos bloques del mundo” (Acto de Aniversario de la creación del Mercosur, Ciudad de Iguazú, 30/11/2005).


¹ Lic. en Ciencia Política y Lic. en Sociología (UBA). Especialista en Gestión de la Tecnología y la Innovación (UNTREF). Directora de Dioxitek S.A.

² Mientras que Argentina se orientó hacia centrales nucleares de uranio natural y agua pesada de tipo PHWR y CANDU, Brasil eligió la línea PWR de uranio enriquecido y agua liviana. En el caso de las instalaciones de enriquecimiento de uranio, la planta piloto de Pilcaniyeu funciona con tecnología de difusión gaseosa, pero la planta de producción comercial de Resende, al sur de Rio de Janeiro opera con centrífugas.

Las vacunas tardías son vacunas denegadas

Las vacunas tardías son vacunas denegadas

por

“La equidad de las vacunas es el desafío de nuestro tiempo”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los comentarios de apertura de la reunión. “Y estamos fallando” en una reunión ministerial especial del Consejo Económico y Social.

Anteriormente, los líderes del G7 escribieron una carta de apoyo declarando que los países más ricos deberían pagar el costo de vacunar a los países de ingresos bajos y medios.

Estados Unidos anunció que donaría 500 millones de dosis de la vacuna Pfizer a COVAX para suministrar dosis de la vacuna COVID a los países que la necesiten. Además, varios países se comprometieron a apoyar una exención de las restricciones de propiedad intelectual, lo que podría permitir a los países producir la vacuna de forma genérica para ampliar la producción y el suministro.

Si bien estos son pasos esenciales en la dirección correcta, un sistema global en el que los países pobres no pueden desarrollar y producir sus propias vacunas para satisfacer su demanda no es sostenible; particularmente cuando se enfrentan a posibles pandemias futuras.

La necesidad del momento es tomar medidas estrictas, con solidaridad mundial y compromiso para construir la equidad mundial de las vacunas y garantizar que la última persona reciba la vacuna en los países ricos y pobres antes de que golpee la próxima crisis de salud mundial. Este es un momento en el que el internacionalismo le gana al nacionalismo y el globalismo funciona mejor que el localismo.

A nivel mundial, existe una inequidad indiscriminada en la adquisición y distribución de vacunas, que ha afectado más a los países de Asia y África. Según la Organización Mundial de la Salud, de los 832 millones de dosis de vacunas que se han administrado, el 82% se ha destinado a países de ingresos altos o medianos altos, mientras que solo el 0,2% se ha enviado a países de ingresos bajos.

Según un informe de las Naciones Unidas, solo en los países de ingresos altos, 1 de cada 4 personas se ha vacunado, una proporción que desciende vertiginosamente a 1 de cada 500 en los países de ingresos bajos.

Este acceso desigual a las vacunas tiene sus raíces en el poder, la influencia y el control de unos pocos países ricos que han determinado la asignación de vacunas. Desde el principio, a pesar del compromiso de COVAX de vacunar a la población mundial, los países occidentales desarrollaron vacunas por separado, a granel, más de lo necesario, acumularon y vacunaron a todos, incluidos los jóvenes, que se considera que están en menor riesgo.

Los ciudadanos de países de bajos ingresos enfrentaron escasez, incluso aquellos que estaban en riesgo de contraer COVID-19. Como resultado, muchos países se han quedado atrás.

En el Sur Global, los países han acogido y celebrado la “noble” decisión de los países ricos de donar vacunas en exceso. Sin embargo, debemos dar un paso atrás para comprender por qué los países necesitan donaciones en primer lugar.

Nuestra lucha por acceder a las vacunas no es consecuencia de nuestras deficiencias actuales, sino de nuestras largas historias, muchas de las cuales están cargadas con el legado del colonialismo violento. Si los países pobres necesitan depender de las vacunas donadas, es una señal de que el sistema de salud mundial no está funcionando. La salud global ha fracasado en esta pandemia.

No se trata solo de comprar dosis. Una dolorosa historia de relaciones de poder desiguales ha trasladado recursos de los países de ingresos bajos y medianos a sus contrapartes de ingresos altos.

Estamos trabajando contra una falta persistente de apoyo a la infraestructura que permite a los países del Sur Global impulsar de forma independiente el desarrollo científico. Además, nuestros recursos materiales y capital humano han apoyado a las economías del norte durante décadas.

Esto se ve agravado por el problema de la fuga de cerebros, en el que el talento se extrae de los países de ingresos bajos y medianos a sus contrapartes de ingresos altos, lo que perpetúa la dependencia y las desigualdades. Por ejemplo, se estima que los investigadores que trabajan a nivel internacional llegados desde países de bajos ingresos producen 10 veces más patentes que sus compatriotas en casa.

La soberanía científica y sanitaria son impulsores estratégicos del acceso equitativo a la salud.
Los países ricos a menudo son elogiados por la ayuda y las donaciones; se puede progresar cuando pasamos de la caridad a los modelos basados ??en los derechos.

Para sostener los esfuerzos de desarrollo, la cooperación internacional y la colaboración que permita lo que los países necesitan es la cooperación internacional que mejore la capacidad y la experiencia locales, habilite la infraestructura del país y retenga el talento para generar innovación en el hogar es crucial. Se trata de derechos humanos, justicia social y equidad.

A corto plazo, los países en desarrollo deben poder producir vacunas y acceder a ellas de manera equitativa. Esto incluye relajar el acceso relacionado con el comercio a los derechos de propiedad internacional de la Organización Mundial del Comercio para que los países puedan producir vacunas localmente.

A largo plazo, la colaboración internacional entre naciones es urgente. Por ejemplo, el programa de vacunas Sputnik-V en Argentina involucra la cooperación entre el Instituto Gamaleya, el Fondo de Inversiones de Rusia y una farmacéutica nacional, Richmond Lab, para desarrollar y producir vacunas para Argentina y el Cono Sur. Este tipo de cooperación es estratégica para expandir la producción de vacunas y mejorar la inversión en tecnología en los países en desarrollo.

La cooperación regional fortalecerá los sectores de la salud y la tecnología en los países en desarrollo. Durante los últimos meses se han producido vacunas AstraZeneca entre Argentina, que produce el principio activo del producto, y México, que posteriormente completa y embotella dosis.

COVID es una amenaza global hoy. Habrá más amenazas graves en el futuro. A medida que avanzamos, no dejemos que la lección de la crisis sea en vano. Juntos, en solidaridad, todos podemos aportar nuestro granito de arena para promover nuestra visión compartida de un mundo equitativo. Ha sido necesario un impulso extraordinario para desarrollar la vacuna. Reimaginar la salud global debe ser sobre la intención deliberada de llevar esta vacuna a la última persona.


Jonatan Konfino MD, MSc, PhD es Senior Atlantic Fellow para la Equidad en Salud y profesor de Salud Pública en la Universidad Nacional Arturo Jauretche y en la Universidad George Washington. Secretario de Salud del Municipio de Quilmes, Buenos Aires, Argentina.

Shubha Nagesh es médica de formación y consultora en salud global. Actualmente trabaja para la Fundación Latika Roy, Dehradun, India. Ella es una Senior Atlantic Fellow para la Equidad en Salud.