Informe Electoral | Duro golpe a la Derecha y la incógnita de los independientes en las elecciones de Chile

 

El 15 y 16 de Mayo tuvieron lugar en Chile las elecciones para delegados constituyentes, gobernadores regionales, alcaldes y concejales. El resultado marca la debilidad del gobierno y la derecha chilena tras las protestas que sacudieron el país en 2019. Pero también la gran dispersión en las múltiples ofertas electorales señala que no hay un liderazgo único surgido de esas protestas.

La participación voluntaria en elecciones municipales suele ser baja, en 2016 rondó el 36% del padrón. En este caso, considerando que se le sumaba la elección de convencionales constituyentes y siendo la primer elección de gobernadores regionales, se esperaba una mayor participación. Efectivamente, la participación creció, pero por debajo de lo esperado, alcanzando un 43.35%. Las regiones con mayor participación fueron las centrales: la del Libertador O’Higgins con 47,37%, la Metropolitana de Santiago con 45,31% y la de Valparaíso con 45,15%. Las de menor participación fueron las del Norte: Arica y Parinacota con 36,78 y la de Tarapacá con 37,10%

Convencionales Constituyentes

La nueva Convención Constituyente estará formada por 37 convencionales de Vamos por Chile, 25 de Apruebo, 28 de Apruebo Dignidad, 48 candidatos independientes que no forman parte de las alianzas de partidos y 17 representantes de pueblos indígenas.

La derecha chilena se unificó en la alianza Vamos por Chile, que reúne los partidos Evolución Política (EVOPOL), Renovación Nacional (RN) y, el partido del presidente Sebastián Piñera, Unión Demócrata Independiente (UDI). Esta alianza logró 37 convencionales, lo que significa un 23,87% de la Convención.

La centro-izquierda chilena fue a las urnas en dos alianzas. Los partidos que anteriormente conformaban la Concertación, se reunieron en la lista Apruebo. Esta reúne a los partidos: Ciudadanos, Demócrata Cristiano, Liberal, Por la Democracia, Progresista, Radical y Socialista. Obtuvieron unos 25 convencionales, lo que representa el 16,13% de la Convención.

La lista Apruebo Dignidad incluye una serie de nuevos partidos de izquierda y al tradicional Partido Comunista de Chile. Estos son: Comunes, Convergencia Social, Federación Regionalista Verde Social, Igualdad, Revolución Democrática y el Partido Comunista de Chile. Lograron disponer de 28 convencionales, lo que les otorga el 18,06% de la Convención.

Ambas listas de centro-izquierda pueden reunir a 53 convencionales, o sea el 34,19% de la Convención.

La principal herencia de las protestas del 2019 fue el desinterés en los viejos partidos tradicionales y la multiplicación de la oferta política a través de candidaturas de “ciudadanos independientes”, no asociados a esos partidos. Considerando esta cualidad, formarían el bloque más importante de la Convención, con 48 convencionales, o el 30,97% de la Convención. Sin embargo, estos convencionales no funcionan como un bloque unificado, ya que dentro de los independientes se pueden encontrar candidatos de izquierda, derecha o centro, compartiendo algunos proyectos o no.

Los independientes se organizaron en dos grandes bloques de listas: los “independientes por una nueva Constitución” (11 convencionales) y los “Independientes del Pueblo” (24 convencionales). Otros 13 convencionales son independientes no relacionados con estos bloques.

Los pueblos originarios obtuvieron sus propios representantes, tal lo estipulado en el llamado a la Convención, con 17 convencionales elegidos a título personal, no por partido político. Estos conforman el 10,97% de la Convención.

Gobernadores Regionales

La primer elección de gobernadores regionales no deja un panorama claro, sino que deberá decidirse en la segunda vuelta, el próximo 13 de Junio

.De las 16 gobernaciones en juego, sólo 3 han superado el 40% de los votos como para ser considerados ganadores en primera vuelta. Estos son:

  • Rodrigo Mundaca, del Frente Amplio, en la Región de Valparaíso con 43,7% de los votos.

  • Andrea Macias Palma, de Unidad Constituyente, en la Región de Aysén con 48,7% de los votos.

  • Jorge Flies Añon, de Unidad Constituyente, en la Región De Magallanes con 42,1% de los votos.

El resto deberá definirse en la segunda vuelta. El balotaje de las región más importante, la Región Metropolitana de Santiago, queda entre:

  • Claudio Orrego Larrain, de Unidad Constituyente, con 25,5% de los votos

  • Karina Oliva Perez, del Frente Amplio, con 23,4% de los votos

Es decir, dos fuerzas de centro-izquierda se disputan la gobernación de la región con mayor población y actividad económica, dejando afuera a la alianza Chile Vamos de derecha.

Alcaldías

La disputa por el control de los municipios también fue dura con la derecha chilena. Chile Vamos pudo mantener sus bastiones en las comunas de mayor poder adquisitivo: Las Condes (39,72%), Vitacura (56,84%) y Providencia (54,86%).

Por otro lado, Chile Vamos no pudo mantener la alcaldía de Santiago, la cual perdió ante Irací Hassler del Partido Comunista (38,62%)

También perdió una comuna importante como Ñuñoa al Frente Amplio, que obtuvo 31,85% frente al 29,33% de Chile Vamos.

El Frente Amplio logró arrebatarle Viña del Mar, con un 38,50% de los votos, y Maipú con un 46,82%.

La región de Valparaíso, la segunda más importante del país, se convierte en un bastión de la izquierda, al resultar elegido gobernador por amplio margen Rodrigo Mundaca, destacado dirigente social del Frente Amplio

En esa región, además, Jorge Sharp fue reelecto alcalde de Valparaíso, mientras en Viña del Mar, dominio tradicional de la derecha, obtuvo la alcaldía Makarena Rivamonti, ambos del frente Amplio.

En Recoleta el candidato del Partido Comunista, Oscar Daniel Jadue, obtuvo un 64,08% de los votos. Esto le permite renovar su mandato al frente de la comuna, pero también a juicio de analistas constituye un sólido aval como candidato presidencial del Partido Comunista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *