Mirada Multipolar | Polonia: entre la UE y la soberanía

Mirada Multipolar | Polonia: entre la UE y la soberanía

por Sebastián Tapia

El Tribunal Constitucional de Polonia sorprendió al resto de la comunidad europea el pasado 7 de Octubre con un fallo lapidario: los artículos 1 y 19 del Tratado de la Unión Europea son incompatibles con la Constitución polaca. Esta decisión acaba con la primacía del derecho comunitario por sobre el derecho nacional, en medio de una lucha de poder entre Bruselas y Varsovia.

La importancia del fallo

El tribunal polaco no es el primero en cuestionar la capacidad del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para modificar leyes internas de los estados miembros. En 2012, la corte constitucional checa ignoró una sentencia relativa al sistema de seguridad social del país y en 2020 el Tribunal Constitucional alemán desoyó la sentencia sobre el programa de compra de deuda soberana de 2015. Pero la desobediencia a estos fallos pone en juicio la capacidad del Tribunal Europeo en algunas áreas específicas. En cambio, el fallo polaco cuestiona el núcleo mismo del derecho comunitario, que la decisión de los tribunales comunitarios es superior al orden jurídico nacional.

El fallo es sí es una reacción a la intromisión de Bruselas en el sistema jurídico polaco. La UE cuestiona una serie de reformas llevadas adelante por el gobierno del partido Ley y Justicia (PiS), mediante la cual permite la reasignación de jueces y la creación de un régimen disciplinario para los jueces. Esto es visto por Bruselas como un retroceso en la división de poderes, un avance del ejecutivo por sobre el poder judicial. El fallo del Tribunal Constitucional, en cambio, considera que “la Unión Europea no tiene competencia para evaluar a la Justicia polaca y su funcionamiento”

La reacción europea

Desde la Comisión Europea, Ursula von der Leyen dejó muy en claro la posición del bloque continental:

“Todas las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea son vinculantes para las autoridades de todos los Estados miembros, incluidos los tribunales nacionales (…) El derecho de la UE tiene primacía sobre el derecho nacional, incluidas las disposiciones constitucionales (…) Esto es lo que todos los Estados miembros de la UE han firmado como miembros de la Unión Europea. Utilizaremos todos los poderes que tenemos en virtud de los Tratados para garantizarlo”.

El ministro de relaciones exteriores alemán, Heiko Maas, respaldo a von der Leyen: “La Comisión cuenta con todo nuestro apoyo para hacer cumplir la legislación de la UE” y a la vez, le recordó al premier polaco, Mateusz Morawiecki, que “si un país decide formar parte de la UE, debe aplicar plenamente las normas acordadas”. Habría que recordarle a Maas que por el fallo alemán de 2020 que desoye el al TJUE, hay en la Comisión Europea un procedimiento de infracción iniciado en junio de 2021.

Por su parte, el ministro luxemburgués de Asuntos Exteriores, Jean Asselborn, declaró que:

“La primacía de la ley europea es esencial para la integración. Si se rompe este principio, la Europa que conocemos, que fue creada con el Tratado de Roma, dejará de existir”

Y tal vez ese es el punto, pero visto de otra manera. Para Polonia, esa Unión Europea a la cual quiso entrar en su momento, ya no existe. En el fallo, el Tribunal Constitucional polaco dice que “los órganos de la Unión Europea actúan más allá de los límites de las competencias delegadas por la República de Polonia en los Tratados”. Es decir, esa Europa del mercado común, del libre tránsito de personas, que se presentaba como un mercado potencial para los productos y trabajadores polacos se convirtió en una maquinaria que le impone condiciones y regulaciones, que no siempre van de la mano con la política nacional.

Otras cuestiones

La vinculación de temas que lleva adelante Bruselas para imponer su voluntad es lo que le permite aumentar la presión sobre los miembros de la Unión. En el caso polaco, el tema de las reformas judiciales está vinculada a la ayuda económica para enfrentar la pandemia de COVID-19. Hace más de dos meses que la Comisión Europea no aprueba el Plan de Recuperación de Polonia, que le permitiría acceder a 24 mil millones de euros en transferencias directas y uno 15 mil millones en créditos, hasta que este país no de garantías de respetar el Estado de Derecho. El gobierno polaco dio un paso al anunciar el desmantelamiento de la sala que impondría las sanciones a los jueces, pero todavía no es suficiente. Por eso el TJUE falló en contra del traslado forzoso de jueces, un día antes del fallo del Tribunal Constitucional polaco.

Otro tema en el cual Polonia choca con la Unión Europea es en cuanto a los medios de comunicación. La Ley de Medios aprobada por el parlamento polaco en Agosto evita que las compañías pertenecientes a países fuera del área económica europea puedan poseer la mayoría de acciones en compañías de medios polacos. Desde el gobierno lo presentan como la manera de evitar que sus medios caigan en manos de empresarios de “países autoritarios”, sin embargo la medida apunta al principal medio opositor cuyo mayoría accionaria recae en la compañía estadounidense Discovery.

Si bien la ley no contraviene el derecho comunitario, la vicepresidenta de la Comisión Europea, V?ra Jourová, fue muy crítica de la ley:

“El pluralismo de los medios de comunicación y la diversidad de opiniones son lo que las democracias fuertes acogen, no es lo que combaten (…) El proyecto de ley de radiodifusión polaca envía una señal negativa. Necesitamos una Ley de Libertad de Medios en toda la Unión Europea para defender la libertad de los medios y apoyar el Estado de derecho”

No sólo está el planteo geopolítico de la alianza atlántica entre Europa y Estados Unidos, por lo que un ataque al capital estadounidense tendría altos costos, sino que Bruselas ve la posibilidad de aumentar su control sobre otra área más que hasta ahora era regulada por los estados nacionales.

La incómoda posición de Polonia

Si bien Polonia es una de los principales socios estadounidenses en Europa, liderando el avance de la OTAN hacia el Este e incluso recibiendo sistemas del escudo antimisiles estadounidense en Europa, el desafío a las empresas estadounidenses mediante la Ley de Medios podría costarle caro. Como recordatorio – o amenaza –  el Secretario de Estado, Anthony Blinken, dijo:

“Las grandes inversiones comerciales estadounidenses en Polonia unen nuestra prosperidad y mejoran nuestra seguridad colectiva”

La presión estadounidense logró que el Senado rechaze la ley, que volvió a diputados para ser modificada. Pero es difícil saber cómo se comportará la cámara de diputados controlada por PiS. El líder del partido, Jaroslaw Kaczynski, mantiene la posición de que Polonia no quiere abandonar la UE, sino mejorar la relación entre la Unión y sus miembros. En una entrevista en Septiembre declaró:

“el futuro de Polonia es estar en la Unión Europea” aunque “se viola el principio de igualdad de los estados, y de forma muy drástica. También hay tendencia a instrumentalizar la UE por parte de los estados más fuertes, en particular uno: Alemania”.

Para colmo, Polonia no puede contar con la opción de acercarse al Este para balancera su relación con Berlín y Bruselas. Actualmente se encuentra con una crisis fronteriza con Bielorrusia por el cruce de migrantes ilegales entre un país y el otro.  Kaczynski sostiene que es un plan elaborado por Lukashenko, con la venia de Putin, contra Polonia y la UE por haber apoyado a la oposición en el intento de destitución tras las elecciones del 2020. Más allá de la paranoia de Kaczynski, está claro que una mejroa en las relaciones con Bielorrusia y Rusia no son una opción.

El enfrentamiento con la Unión Europea, el choque con Estados Unidos por la Ley de Medios y su historial de rusofobia deja a Polonia en la posibilidad de ser un paria en medio de una zona de conflicto. No cuenta con la capacidad para disputar el liderazgo de la UE con Alemania o Francia y depende de los Estados Unidos para su defensa estratégica. Si Polonia no comienza a cooperar con sus socios occidentales, se verá aislada. Entonces, tal vez, su única opción sea una relación periférica con el Reino Unido, si viejo amigo.

Perspectiva Latinoamericana | Primarias legislativas en Argentina

Perspectiva Latinoamericana | Primarias legislativas en Argentina

El domingo 12 de Septiembre el pueblo argentino acude a las urnas para dirimir las internas en los partidos políticos y definir las listas a las elecciones legislativas de medio término, a celebrarse en Noviembre.  Está en disputa la mitad de la cámara de diputados y un tercio del senado nacional, además de cargos legislativos provinciales y consejos municipales en todo el país. El calendario tradicional suele ubicar estas elecciones en Agosto y las definitivas en Octubre, pero las fechas fueron modificadas a razón de la pandemia de COVID-19.

Las PASO

El sistema utilizado para estas elecciones es denominado Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), fue establecido por la ley 26.571 del 2009 y entró en vigencia por primera vez en las elecciones primarias de 2011. Estas elecciones son “abiertas” porque cualquier ciudadano puede participar en las elecciones primarias sin ser afiliado al partido político por el que va a votar, son “simultáneas” porque todos los partidos las realizan al mismo tiempo y son “obligatorias” para los ciudadanos entre 18 y 70 años, como todas las otras elecciones.

Cada partido puede optar por presentar una lista única o múltiples listas, que llevan la misma numeración pero cada variante tiene una letra distinta. La lista que se presenta a la elección definitiva está compuesta por lo candidatos de las listas que fueron a la primaria, representando proporcionalmente la cantidad de votos obtenidas en la PASO. Estas elecciones también sirven para fijar un piso electoral, ya que sólo podrán participar de las elecciones definitivas aquellos partidos que reúnan al menos el 1,5% de los votos válidos en las PASO.

¿Qué se vota?

Los cargos nacionales para los cuales se definen las listas, son 127 diputados y 24 senadores. Los precandidatos a diputados son elegidos en todas las provincias, en cambio los precandidatos a senadores corresponden sólo a 8 provincias: Catamarca, Chubut, Córdoba, Corrientes, La Pampa, Mendoza, Santa Fe y Tucumán.

De acuerdo a los frentes electorales, en la cámara de diputados el Frente de Todos renueva 51 de sus 120 curules. El escenario que desea es mantenerlos y alcanzar 9 bancas nuevas. Esto le otorgaría la capacidad de contar con quórum propio. Por otro lado, Juntos por el Cambio renueva 60 de sus 115 bancas. En el Senado, el Frente de Todos renueva 15 de 43 curules. Aún perdiendo 6 bancas conservaría la mayoría (37 curules). Juntos por el Cambio sólo renueva 9 de sus 29 bancas. Muchas de las provincias que renuevan senadores son gobernadas por la oposición, por lo que es posible que Juntos vea un aumento en su representación en el Senado.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires y 13 provincias también definen sus candidatos para sus comicios internos, estos son legisladores y concejales municipales.

El padrón abarca 34.332.992 electores habilitados distribuidos en 101.457 mesas, siendo la Provincia de Buenos Aires el distrito más poblado con el 37% del padrón. A diferencia de las elecciones definitivas, que tendrán lugar en Noviembre, los ciudadanos argentinos en el exterior no pueden participar.

El voto extranjero

Los extranjeros residentes en Argentina no pueden participar de las elecciones a cargos nacionales. Sin embargo, sí lo pueden hacer en las elecciones a nivel provincial y municipal. Cada provincia establece los requisitos para el empadronamiento de los extranjeros y éstos cuentan con mesas especiales donde no se encuentran las boletas de los cargos nacionales.

La novedad en estas elecciones es que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires adoptó el empadronamiento automático de los ciudadanos extranjeros. Esto sumó más de 400.000 electores al padrón de la ciudad, pasando los extranjeros de representar el 1% del padrón al 16% del total. Otros distritos, como la Provincia de Buenos Aires, tienen el empadronamiento automático hace años.

Medidas de seguridad sanitaria

La justicia electoral argentina estableció una serie de medidas para que el comicio transcurra con la mayor seguridad posible, en cuanto a evitar la propagación del COVID-19. La primer medida fue atrasar el calendario 5 semanas para que al momento de la elección haya una mayor cantidad de electores vacunados, especialmente con dos dosis, y un clima más templado.

Se han incorporado más centros de votación, permitiendo que cada centro cuente con menos mesas y, por lo tanto, una menor aglomeración de personas. Cada centro contará con un “facilitador sanitario” que mantenga las medidas de higiene del lugar y las personas que pertenezcan a grupos de riesgo contarán con prioridad para votar entre las 10:30 y las 12:30 am.

Los electores sólo se retirarán el barbijo si las autoridades de mesa se lo requieren para identificarlo, se mostrará el DNI pero no se lo entregará en mano, y cada uno deberá llevar su propio bolígrafo para firmar el padrón electoral tras emitir el voto.

 

Este es el primer proceso electoral que Argentina transcurre durante la pandemia, por lo que servirá de prueba para las elecciones parlamentarias del próximo Noviembre. También es la primer oportunidad para que el pueblo argentino emita su juicio sobre cómo el gobierno de Fernández manejó la pandemia de COVID-19. El curso del resto del mandato de Fernández comienza a plantearse a partir de la definición de los candidatos en estas primarias y terminará por sellarse tras las elecciones de Noviembre.

Las vacunas tardías son vacunas denegadas

Las vacunas tardías son vacunas denegadas

por

“La equidad de las vacunas es el desafío de nuestro tiempo”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los comentarios de apertura de la reunión. “Y estamos fallando” en una reunión ministerial especial del Consejo Económico y Social.

Anteriormente, los líderes del G7 escribieron una carta de apoyo declarando que los países más ricos deberían pagar el costo de vacunar a los países de ingresos bajos y medios.

Estados Unidos anunció que donaría 500 millones de dosis de la vacuna Pfizer a COVAX para suministrar dosis de la vacuna COVID a los países que la necesiten. Además, varios países se comprometieron a apoyar una exención de las restricciones de propiedad intelectual, lo que podría permitir a los países producir la vacuna de forma genérica para ampliar la producción y el suministro.

Si bien estos son pasos esenciales en la dirección correcta, un sistema global en el que los países pobres no pueden desarrollar y producir sus propias vacunas para satisfacer su demanda no es sostenible; particularmente cuando se enfrentan a posibles pandemias futuras.

La necesidad del momento es tomar medidas estrictas, con solidaridad mundial y compromiso para construir la equidad mundial de las vacunas y garantizar que la última persona reciba la vacuna en los países ricos y pobres antes de que golpee la próxima crisis de salud mundial. Este es un momento en el que el internacionalismo le gana al nacionalismo y el globalismo funciona mejor que el localismo.

A nivel mundial, existe una inequidad indiscriminada en la adquisición y distribución de vacunas, que ha afectado más a los países de Asia y África. Según la Organización Mundial de la Salud, de los 832 millones de dosis de vacunas que se han administrado, el 82% se ha destinado a países de ingresos altos o medianos altos, mientras que solo el 0,2% se ha enviado a países de ingresos bajos.

Según un informe de las Naciones Unidas, solo en los países de ingresos altos, 1 de cada 4 personas se ha vacunado, una proporción que desciende vertiginosamente a 1 de cada 500 en los países de ingresos bajos.

Este acceso desigual a las vacunas tiene sus raíces en el poder, la influencia y el control de unos pocos países ricos que han determinado la asignación de vacunas. Desde el principio, a pesar del compromiso de COVAX de vacunar a la población mundial, los países occidentales desarrollaron vacunas por separado, a granel, más de lo necesario, acumularon y vacunaron a todos, incluidos los jóvenes, que se considera que están en menor riesgo.

Los ciudadanos de países de bajos ingresos enfrentaron escasez, incluso aquellos que estaban en riesgo de contraer COVID-19. Como resultado, muchos países se han quedado atrás.

En el Sur Global, los países han acogido y celebrado la “noble” decisión de los países ricos de donar vacunas en exceso. Sin embargo, debemos dar un paso atrás para comprender por qué los países necesitan donaciones en primer lugar.

Nuestra lucha por acceder a las vacunas no es consecuencia de nuestras deficiencias actuales, sino de nuestras largas historias, muchas de las cuales están cargadas con el legado del colonialismo violento. Si los países pobres necesitan depender de las vacunas donadas, es una señal de que el sistema de salud mundial no está funcionando. La salud global ha fracasado en esta pandemia.

No se trata solo de comprar dosis. Una dolorosa historia de relaciones de poder desiguales ha trasladado recursos de los países de ingresos bajos y medianos a sus contrapartes de ingresos altos.

Estamos trabajando contra una falta persistente de apoyo a la infraestructura que permite a los países del Sur Global impulsar de forma independiente el desarrollo científico. Además, nuestros recursos materiales y capital humano han apoyado a las economías del norte durante décadas.

Esto se ve agravado por el problema de la fuga de cerebros, en el que el talento se extrae de los países de ingresos bajos y medianos a sus contrapartes de ingresos altos, lo que perpetúa la dependencia y las desigualdades. Por ejemplo, se estima que los investigadores que trabajan a nivel internacional llegados desde países de bajos ingresos producen 10 veces más patentes que sus compatriotas en casa.

La soberanía científica y sanitaria son impulsores estratégicos del acceso equitativo a la salud.
Los países ricos a menudo son elogiados por la ayuda y las donaciones; se puede progresar cuando pasamos de la caridad a los modelos basados ??en los derechos.

Para sostener los esfuerzos de desarrollo, la cooperación internacional y la colaboración que permita lo que los países necesitan es la cooperación internacional que mejore la capacidad y la experiencia locales, habilite la infraestructura del país y retenga el talento para generar innovación en el hogar es crucial. Se trata de derechos humanos, justicia social y equidad.

A corto plazo, los países en desarrollo deben poder producir vacunas y acceder a ellas de manera equitativa. Esto incluye relajar el acceso relacionado con el comercio a los derechos de propiedad internacional de la Organización Mundial del Comercio para que los países puedan producir vacunas localmente.

A largo plazo, la colaboración internacional entre naciones es urgente. Por ejemplo, el programa de vacunas Sputnik-V en Argentina involucra la cooperación entre el Instituto Gamaleya, el Fondo de Inversiones de Rusia y una farmacéutica nacional, Richmond Lab, para desarrollar y producir vacunas para Argentina y el Cono Sur. Este tipo de cooperación es estratégica para expandir la producción de vacunas y mejorar la inversión en tecnología en los países en desarrollo.

La cooperación regional fortalecerá los sectores de la salud y la tecnología en los países en desarrollo. Durante los últimos meses se han producido vacunas AstraZeneca entre Argentina, que produce el principio activo del producto, y México, que posteriormente completa y embotella dosis.

COVID es una amenaza global hoy. Habrá más amenazas graves en el futuro. A medida que avanzamos, no dejemos que la lección de la crisis sea en vano. Juntos, en solidaridad, todos podemos aportar nuestro granito de arena para promover nuestra visión compartida de un mundo equitativo. Ha sido necesario un impulso extraordinario para desarrollar la vacuna. Reimaginar la salud global debe ser sobre la intención deliberada de llevar esta vacuna a la última persona.


Jonatan Konfino MD, MSc, PhD es Senior Atlantic Fellow para la Equidad en Salud y profesor de Salud Pública en la Universidad Nacional Arturo Jauretche y en la Universidad George Washington. Secretario de Salud del Municipio de Quilmes, Buenos Aires, Argentina.

Shubha Nagesh es médica de formación y consultora en salud global. Actualmente trabaja para la Fundación Latika Roy, Dehradun, India. Ella es una Senior Atlantic Fellow para la Equidad en Salud.

Lula: Sobre Cuba

Lula: Sobre Cuba

por Luiz Inacio “Lula” da Silva traducido por Rogerio Tomaz Jr.

¡¿Qué está pasando en Cuba que es tan especial para que hablen tanto?! Hubo una marcha. Incluso vi al presidente de Cuba en la marcha, hablando con la gente. Cuba ya ha sufrido 60 años de bloqueo económico de Estados Unidos, más aún con la pandemia, es inhumano.

Estoy cansado de ver pancartas contra Lula, contra Dilma, contra Trump… La gente se manifiesta. Pero no se vio ningún soldado en Cuba con la rodilla en el cuello de un negro, matándolo.

Los problemas de Cuba serán resueltos por los cubanos. Si Cuba no tuviera un bloqueo, podría ser Holanda. Tiene un pueblo intelectualmente preparado y altamente educado. Pero Cuba ni siquiera ha podido comprar respiradores debido al bloqueo inhumano de Estados Unidos.

Los estadounidenses deben acabar con este rencor. El bloqueo es una forma de matar a seres humanos que no están en guerra. ¿A qué le teme Estados Unidos? Sé lo que es que un país intente interferir con otro.

Biden debería aprovechar este momento para salir en televisión y anunciar que adoptará la recomendación de los países en la ONU para acabar con este bloqueo.


O que está acontecendo em Cuba de tão especial pra falarem tanto?! Houve uma passeata. Inclusive vi o presidente de Cuba na passeata, conversando com as pessoas. Cuba já sofre 60 anos de bloqueio econômico dos EUA, ainda mais com a pandemia, é desumano.

Já cansei de ver faixa contra Lula, contra Dilma, contra o Trump… As pessoas se manifestam. Mas você não viu nenhum soldado em Cuba com o joelho em cima do pescoço de um negro, matando ele… Os problemas de Cuba serão resolvidos pelos cubanos.

Se Cuba não tivesse um bloqueio, poderia ser uma Holanda. Tem um povo intelectualmente preparado, altamente educado. Mas Cuba não conseguiu nem comprar respiradores por causa de um bloqueio desumano dos EUA.

Os americanos precisam parar com esse rancor. O bloqueio é uma forma de matar seres humanos que não estão em guerra. Do que os EUA tem medo? Eu sei o que é um país tentando interferir no outro.

O Biden deveria aproveitar esse momento pra ir a televisão e anunciar que vai adotar a recomendação dos países na ONU de encerrar esse bloqueio.

Conexión Brasil | La CPI transforma al gobierno de Bolsonaro en un cadáver insepulto

Conexión Brasil | La CPI transforma al gobierno de Bolsonaro en un cadáver insepulto

Por Rogério Tomaz Jr.¹

La idea de “casualidad” es mencionada por Milan Kundera 53 veces en su obra maestra, “La insoportable levedad del ser”. Recordé este número, 20 años después de leer el libro del autor checo, mientras pensaba en la situación que atraviesa Brasil desde 2016.

La mafia Lava Jato, que destruyó la economía brasileña y favoreció el golpe contra Dilma Rousseff, garantizó la condena y encarcelamiento de Lula para que fuera excluido de las elecciones de 2018, lo que permitió el triunfo de Bolsonaro, se reveló al mundo por mera casualidad: un hacker curioso interceptó comunicaciones entre los fiscales y jueces de la “República de Curitiba” en Telegram y se dio cuenta de que el operativo no tenía nada que ver con el espíritu republicano.

Ahora, otro episodio casual ha dado lugar a la revelación de un escándalo de corrupción multimillonario que involucra directamente a Jair Bolsonaro y al líder del gobierno en la Cámara, el diputado Ricardo Barros, paisano de Sérgio Moro en el estado del Paraná y exministro de Salud en el gobierno de Michel Temer.

Por casualidad, el funcionario que coordina el sector de importación del Ministerio de Salud es hermano de un diputado federal. Luís Ricardo Miranda, hermano del congresista Luís Cláudio Miranda, de Democratas, notó un interés muy extraño en el proceso de contratación de la vacuna contra Covid 19 producida en India. Temeroso de tener que responder por irregularidades cometidas por terceros, Luis Ricardo decidió contarle a su hermano lo que estaba pasando.

El diputado, uno de los bolsonarista más fieles, advirtió al presidente que tenía un asunto muy serio que contarle personalmente. Bolsonaro recibió a los dos hermanos en el Palácio do Planalto el 20 de marzo.

En el encuentro, se informó al mandatario que el funcionario se encontraba bajo presiones indebidas para acelerar la contratación de la vacuna india, en un proceso remarcado por hechos poco convencionales para la administración pública y con muchas diferencias con las negociaciones previas sobre vacunas durante la pandemia.

Bolsonaro prometió remitir la denuncia a la Policía Federal, pero no hizo nada. Fue el primer crimen. Recién la semana pasada, cuando la Comisión Parlamentaria de Investigación sobre el Covid en el Senado decidió escuchar a los hermanos Miranda – tras una entrevista del diputado a CNN Brasil, el miércoles (23), en la que reportó la denuncia que había llevado a Bolsonaro tres meses antes – el gobierno anunció que se abriría una investigación para tratar el caso.

El diputado decidió hablar con la prensa porque su hermano llevó la denuncia al Ministerio Público, luego de tanto tiempo que el presidente no hubiera hecho nada.

En febrero, cuando el gobierno comprometió R$ 1,6 mil millones (30 mil millones de pesos argentinos) para comprar 20 millones de dosis de Covaxin, Flávio Bolsonaro y otros referentes del bolsonarismo celebraron el hecho en las redes sociales, con la intención de transmitir a la sociedad la idea de que el gobierno Bolsonaro estaba comprometido con asegurar la inmunización de la población contra el virus que, hasta ahora, ha matado a más de 511 mil personas en Brasil.

Otro elemento que levantó sospechas: Covaxin es el único agente inmunizante que se usaría en Brasil donde había un intermediario privado entre el gobierno brasileño y el fabricante, Bharat Biotech. En este caso, la Precisa Medicamentos fue la empresa privada que desempeñó el papel de representante del laboratorio en India. Una empresa que es socia de Precisa Medicamentos, Global Gestão, responde a un proceso penal en el que también es investigado nada menos que el diputado Ricardo Barros.

CPI con cruces y llanto

En el testimonio a la CPI, los hermanos Miranda reafirmaron las acusaciones y exhibieron las evidencias de irregularidades: correos electrónicos, “invoices” (facturas de pago internacionales) llenos de errores, audios y copias de mensajes de los diálogos con funcionarios del gobierno que presionaron a Luís Ricardo para agilizar el proceso de la vacuna india, además de los asesores directos de Bolsonaro a quienes el parlamentario transmitió las denuncias.

Luego de más de siete horas de tenso testimonio, con varios momentos de cruces – incluso el pecheo de un senador bolsonarista contra el diputado – y declaraciones muy contundentes contra el gobierno, el parlamentario finalmente reveló que el líder de gobierno en la Cámara fue mencionado por Bolsonaro, en la reunión del 20 de marzo, como responsable del episodio con Covaxin.

Luis Cláudio Miranda dijo varias veces que no recordaba el nombre mencionado por el presidente. Cuando finalmente lo hizo, rompió a llorar y explicó que no lo había revelado antes porque temía lo que le pudiera pasar. “Quería decirlo desde el primer momento. Pero ustedes no saben por lo que voy a pasar ”, dijo llorando el diputado, que llegó al Senado con chaleco antibalas.

Además de no haber denunciado un posible delito, Bolsonaro y el gobierno serán investigados por la posible compra sobrevalorada del agente de inmunización indio. Seis meses antes de la firma del contrato, el gobierno brasileño recibió una oferta de la misma vacuna con un valor 1.000% menor.

Además, entre los hechos extraños identificados por el empleado Luis Ricardo Miranda estaba la solicitud de pago anticipado de US$ 45 millones a una empresa (Madison Biotech) que no figuraba en el contrato firmado por el gobierno y cuya sede se encuentra en Singapur, un notorio paraíso fiscal, en la misma dirección que una oficina de contabilidad.

Aunque el gobierno ha asignado recursos en el presupuesto para la compra de dosis de Covaxin, hasta el momento no se ha realizado ningún pago. Gracias a la acción de Luis Ricardo.

Ante las revelaciones en el CPI, y con el trabajo acumulado por la comisión hasta el momento, el sentimiento generalizado es que el gobierno de Bolsonaro es un cadáver político que aún no ha sido sepultado. No es posible decir cuánto tiempo va a estar vagando como un zombi, pero la posibilidad de un juicio político ya no es algo tan distante en el horizonte, como lo era hasta pocos días.

Notas breves:

– Para el senador Randolfe Rodrigues (Rede), de destacada actuación en la CPI, el caso es el “mayor escándalo de corrupción en la historia de la República”.

– Sorprende la comparecencia en el Senado del abogado de la familia Bolsonaro, Frederick Wassef, un viernes por la tarde, en un momento en que el acceso al edificio estaba restringido por la pandemia. Wassef fue visto dando vueltas cerca de la sala donde la CPI escuchaba a los hermanos Miranda. Cuando fue identificado por periodistas, el abogado se encerró en un baño de mujeres y fue sacado por la seguridad del Senado.

– La revelación de los hermanos Miranda llega en un momento en que el gobierno de Bolsonaro busca aprobar una reforma administrativa en el Congreso que acaba con la estabilidad de los funcionarios y favorece la ocupación de cargos a través de nombramientos políticos. Si la reforma propuesta por Bolsonaro y Paulo Guedes ya hubiera estado vigente, el escándalo de Covaxin difícilmente habría sido conocido por la sociedad.


¹ Periodista brasileño, residente en Argentina, cursando la Maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad Nacional de Cuyo, en Mendoza. Trabajó durante 11 años en la Cámara de Diputados de Brasil.

Conexión Brasil | Brasil alcanza las 500 mil muertes por Covid en una jornada de protesta en 200 ciudades

Conexión Brasil | Brasil alcanza las 500 mil muertes por Covid en una jornada de protesta en 200 ciudades

Por Rogério Tomaz Jr.¹

El 19 de junio en Brasil es el día para celebrar el cumpleaños de Chico Buarque, uno de los más grandes artistas del país, reconocido durante décadas en la música y, más recientemente, reconocido por su talento literario. En este año 2021, sin embargo, la fecha será recordada por una triste marca, pero también por manifestaciones masivas contra el gobierno de Bolsonaro.

Este sábado, el país más grande de América Latina superó oficialmente la asombrosa marca de 500.000 muertos por el virus Covid-19. Para protestar contra esto, en aproximadamente 200 ciudades del país, hubo marchas contra el gobierno, con énfasis en la de São Paulo, que reunió a más de 100 mil personas en la Avenida Paulista. Chico Buarque, por cierto, participó del acto en Río de Janeiro.

Aunque programadas hace más de un mes, las manifestaciones terminaron coincidiendo con el momento exacto en que se perdieron medio millón de vidas en el país a causa del coronavirus.

Es demasiado temprano para decir si el movimiento seguirá creciendo hasta convertirse en una amenaza real para el gobierno. Pero es un hecho que las calles están siendo retomadas por la izquierda y eso puede favorecer la adhesión de actores políticos que pueden abandonar la burocracia y abrazar la candidatura de Lula da Silva.

A diferencia de los hechos de mayo, que fueron ocultos por gran parte de los grandes medios, las protestas de este #19J tuvieron una cobertura más seria, incluso en el principal noticiero de Rede Globo, Jornal Nacional, que dedicó casi seis minutos de su edición a los eventos por todo el país.

Tapas de los más grandes diarios. Arriba, sobre los actos de mayo. Abajo, los del #19J

El “JN”, además de resaltar la magnitud y cantidad de los actos, señaló que los manifestantes exigieron la aceleración de la vacunación en el país, que está entrando en la tercera ola de la pandemia.

La tragedia vivida en Manaos en enero, cuando cientos de personas murieron por falta de oxígeno y el gobierno de Venezuela fue más rápido que el de Bolsonaro para ayudar al sistema de salud de la ciudad, podría repetirse en varios estados al mismo tiempo.

Más de 18 estados y el Distrito Federal (Brasilia), de un total de 27, tienen el 80% o más de las camas de UTI ocupadas. La vacunación sigue siendo lenta y aún no ha llegado al 30% de la gente. Todo indica que solo en 2022 el país podrá llegar al 90% de la población inmunizada.

CPI

En la Comisión de Investigación Parlamentaria (CPI) que funciona en el Senado, el relator Renan Calheiros ya ha comenzado a producir el informe final, que debe señalar a Bolsonaro como el principal responsable del pésimo manejo de la crisis sanitaria.

La comisión logró identificar la estructura y modo de actuación de lo que se denomina el “gabinete paralelo” de Salud, conformada por asesores gubernamentales no especialistas en temas sanitarios, junto con empresarios y médicos negacionistas, quienes orientaron las decisiones y la conducta personal de Jair Bolsonaro durante la pandemia.

Los miembros de este “gabinete de las sombras” también deben ser considerados responsables en el informe final del CPI. En la siguiente columna daremos detalles de quienes son y de cómo funciona.


¹ Periodista brasileño, residente en Argentina, cursando la Maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad Nacional de Cuyo, en Mendoza. Trabajó durante 11 años en la Cámara de Diputados de Brasil.

Conexion Brasil | Multinacionales abandonan la Copa América tras la marcha atrás de la selección brasileña en el boicot

Conexion Brasil | Multinacionales abandonan la Copa América tras la marcha atrás de la selección brasileña en el boicot

Por Rogério Tomaz Jr.¹

El tan esperado manifiesto de los jugadores de la selección brasileña sobre la Copa América fue menos significativo que el manifiesto dadaísta, que no significó nada, como mencionó un usuario de Twitter luego de que el texto fuera difundido el martes 8 de junio.

En la rueda de prensa posterior al partido contra Paraguay, por las eliminatorias sudamericanas al Mundial, ganada por los visitantes brasileños, los futbolistas presentaron el “manifiesto”, cuya síntesis está en el quinto párrafo: “Estamos en contra de la organización de la Copa América, pero nunca diremos ‘no’ a la selección”. Es decir, no tuvieron el coraje de llevar a cabo el boicot que se sugirió e incluso se discutió con otros equipos.

Las críticas fueron duras. La periodista Flávia Oliveira, de Globo, jugó un juego de palabras con los colores tradicionales de Brasil en el fútbol. “El equipo verde-amarillo” – “amarillear” en Brasil es sinónimo de miedo, de falta de coraje.

El escritor JP Cuenca calificó a la selección brasileña de “seleccióncita” y a la Copa América de “vergonzosa”, además de referirse al plantel como “generación post-7a1”.

Las que decidieron dejar la Copa América, sin embargo, fueron tres empresas que se encuentran entre los mayores patrocinadores del fútbol mundial. Prácticamente al mismo tiempo que se publicaba el texto de la selección brasileña, Mastercard anunció que renunciaba a exponer su marca en la competencia.

La segunda baja, menos de 24 horas después, fue el gigante de las bebidas Ambev, dueño de Brahma, Quilmes y Corona, que siguió el camino de la companía de tarjetas de crédito y confirmó que no expondrá sus marcas en el torneo continental.

Poco después de Ambev, su competidor Diageo – de Johnnie Walker, Smirnoff, Ciroc y otras – también saltó del barco y emitió un comunicado oficial, aclarando que la decisión se tomó “en vista de la situación sanitaria actual en Brasil y con respecto al momento de la pandemia de Covid-19 ” y que se había acordado el apoyo a la competencia “cuando el evento estaba programado para realizarse en Colombia y Argentina”.

La tensión en torno a la “Copa da Morte” -término utilizado por la oposición al gobierno de Jair Bolsonaro- aumentó aún más el viernes 11, cuando doce jugadores de Venezuela fueron detectados con Covid-19 en la prueba realizada al llegar a Brasil. El sábado, cuatro atletas de Bolivia también fueron diagnosticados con el virus cuando aterrizó la selección nacional.

Venezuela es el rival del anfitrión este domingo 13. Para reemplazar a los infectados, el técnico portugués José Peseiro convocó a 15 nuevos atletas para la vinotinto. Bolivia debuta el lunes, contra Paraguay.

La Conmebol, a través del gobierno neoliberal de Luis Alberto Lacalle Pou en Uruguay, logró la donación de 50.000 dosis de la Sinovac para vacunar a los empleados y jugadores participantes de la Copa América. La CBF, sin embargo, informó que los atletas de Brasil no tomarán la vacuna china, debido a las incertidumbres sobre la aplicación de la segunda dosis.

Medio millón de muertos

El país anfitrión alcanzó la marca de 486,358 muertos por el coronavirus el sábado 12. En esta fecha, el promedio semanal de muertes diarias alcanzó la cifra más alta en 21 días: 1.961 muertes.

A este ritmo, Brasil debe superar la impresionante marca de las 500 mil muertes por Covid-19 hasta el próximo viernes 18.

Los números no molestan al presidente brasileño, que también fue blanco del humor ácido de la revista Barcelona: “La Copa América se jugará sin público en general pero con la presencia de un único barra brava conocido como Jair Bolsonaro”.


¹ Periodista brasileño, residente en Argentina, cursando la Maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad Nacional de Cuyo, en Mendoza. Trabajó durante 11 años en la Cámara de Diputados de Brasil.

Soberanía sanitaria e integración regional: escenarios post pandemia

Soberanía sanitaria e integración regional: escenarios post pandemia

Por Gabriel Balbo¹

Desde el inicio de la pandemia del COVID-19, la agenda sanitaria mundial se encuentra focalizada tanto en el desarrollo, la distribución y el acceso a las vacunas contra el virus, como en la prevención de los contagios. La carrera de los países para obtener la mayor cantidad posible de vacunas, ha demostrado una vez más la importancia decisiva que tiene la noción de soberanía sanitaria. América Latina, dada la desigualdad estructural que la caracteriza, ha sufrido los efectos de la pandemia no sólo reflejada en la salud de su población, sino en sus dimensiones sociales, laborales y económicas. En ese sentido, la región requiere de una agenda sanitaria regional, con enfoque en el derecho a la salud. El antecedente paradigmático que estableció una estrategia para América Latina fue la experiencia del Consejo de Salud de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). Este organismo regional resultó clave para la política exterior, al impulsar y coordinar políticas sanitarias, de desarrollo social y economía de la salud, asegurar el acceso a medicamentos y vacunas, y sobre todo, garantizar la salud como derecho. En otras palabras, UNASUR fue un mecanismo innovador de integración regional, pero también la posibilidad de construir una agenda de salud regional enfocada en la soberanía sanitaria y el derecho a la salud.

Los estragos generados por el coronavirus evidencian los costos sociales y económicos que afronta el conjunto de los países de la región, agravados justamente por no haber logrado conformar un conjunto homogéneo. Se trata de una de las necesidades regionales que se ve acentuada por el actual contexto: alcanzar una posición común (también) en materia sanitaria.

Una región unida permite proyectar condiciones de escala para producir cualquier tipo de bienes o servicios y, en el caso de la salud, desarrollar y producir vacunas y medicamentos sustentados en la financiación de un banco de desarrollo sudamericano y en acuerdos de cadenas de valor regional que, a su vez, puedan condicionar favorablemente la transferencia de tecnología desde las naciones centrales.

Lamentablemente, las posiciones comunes regionales no han encontrado en nuestras democracias una continuidad aditiva, y han sido particularmente bombardeadas en los últimos años por las élites económicas, más familiarizadas con los grandes centros de poder que con sus propios coterráneos, y más asociadas a la explotación de recursos naturales que a la producción de alta tecnología y valor agregado. Esta ausencia de empatía del poder económico, reflejado en la arena de la política, impide el desarrollo de una mirada globalizante de Sudamérica, fragmentándola en “islas” que deben afrontar el duro tiempo que vivimos de forma solitaria y con una consecuente debilidad negociadora.

Las economías más grandes de la región cuentan con capacidades para ese tipo de desarrollos. Así, actualmente Brasil, a través de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) está iniciando la producción de la vacuna Covishield, desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca, luego de haber firmado un acuerdo de transferencia tecnológica durante 2020, con el horizonte de alcanzar una producción de más de 25 millones de dosis mensuales. En tanto, el Instituto Butantan ha comenzado -sin estar aún testeada- la producción de su propia vacuna, ButanVac, apoyado en la experiencia adquirida en la producción de la vacuna contra la gripe y en la vacuna CoronaVac, para la cual reciben los insumos desde China. Esperan alcanzar las 18 millones de dosis para mediados de 2021.

En el mismo sentido, el laboratorio Richmond de Argentina ha comenzado a producir la vacuna rusa Sputnik V, luego de cerrar un acuerdo por el cual el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDFI) facilita la transferencia tecnológica. Su objetivo es alcanzar una producción a gran escala, de 5 millones de vacunas mensuales. Asimismo, el laboratorio Mbaxience -cuya cara visible es la del empresario Hugo Sigman- ha demostrado tener la capacidad de producir el principio activo de la vacuna de AstraZeneca, y la Universidad de San Martín (UNSAM) junto con el CONICET detentan un desarrollo de vacuna contra el COVID-19, que se encuentra actualmente en fase preclínica.

Estos ejemplos ratifican la capacidad de la región de poder llevar adelante una agenda sanitaria propia, tal como fuera el anhelo del Consejo de Salud que funcionó en la UNASUR y que alcanzó una relevante visualización en nombre de los países miembros. Por entonces, esbozando una suerte de diplomacia de la salud regional, el Consejo pugnó por un cambio de modelo respecto a la propiedad intelectual sobre los derechos y el acceso a los medicamentos, materia que actualmente está en el centro de la agenda vinculada al COVID-19.

El antecedente de UNASUR junto a las capacidades que detentan las principales economías de Sudamérica en el sector farmacéutico y en los organismos de los sistemas nacionales de innovación asociados -Instituto Butantan y ANVISA en Brasil o CONICET y ANMAT en Argentina, a modo de ejemplo- son auspiciosos para alimentar un escenario post-pandemia que aúne los esfuerzos regionales. No obstante, los mismos antagonismos políticos que han llevado a naufragar a la Unión de Naciones Sudamericanas, se manifiestan como un gran freno ante lo que sin dudas representaría un avance enorme hacia la soberanía sanitaria de nuestras naciones.

Una vez más, el contrapunto está dado entre los anhelos de una Patria Grande empoderada y una Sudamérica obediente a la lógica ricardiana del mundo, que le asigna un lugar en la periferia.


Este artículo fue redactado para el seminario virtual: Una mirada actual de la integración regional, realizado en conjunto por el Instituto Nacional de Capacitación Política del Ministerio del Interior y Casa Patria Grande “Presidente Néstor C. Kirchner”. Junio de 2021.

¹ Magíster en Estudios para el Desarrollo (Universitat Autónoma de Barcelona), diplomado en Ciencias Económicas (UNLP), docente investigador (UNLP y UNAJ), profesor adjunto de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva (UNAJ), a cargo del Programa RADAR VTIC, docente de Inteligencia Competitiva y Económica (UNLP).

Presentación de La Argentina ante un mundo en pandemia

Presentación de La Argentina ante un mundo en pandemia

El pasado Jueves 27 de mayo, el Observatorio del Sur Global y la Consultora Analogías realizaron la presentación de los resultados de la encuesta de opinión “La Argentina ante un mundo en pandemia” a través de la plataforma Zoom.

La actividad fue presentada y coordinada por Federico Montero, director del Observatorio del Sur Global y contó con la participación de Marina Acosta (directora de Comunicación de Analogías), Carolina Silvestre (responsable TeleSUR Argentina), Oleg Vyazmitinov (director del buró regional de la Agencia de Informacion Internacional y Radio Sputnik) y Damián Paikin (investigador CEAP| UBA).

Federico Montero comenzó por comentar que el objetivo de la encuesta era medir la opinión de la población sobre el desempeño del país, y su comparación frente al resto de los países de la región, durante la pandemia. Las áreas analizadas fueron la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y el Área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), lo que hace de esta encuesta un elemento de interés de estudio y un insumo importante para el debate político. También agradeció el acompañamiento de la consultora Analogías por tomar la propuesta del Observatorio y ayudar en su realización. 

Para Marina Acosta, la pandemia exhibió la fragilidad de los sistemas de salud y la impotencia de las grandes potencias. La geopolítica de la pandemia mostró grandes desacuerdos entre las grandes potencias. En el caso de América Latina, encontró a la región desunida políticamente: un eje de países de centro derecha por un lado, y un puñado de países de centro-izquierda (México, Argentina, Bolivia, etc.)
A diferencia con otras epidemias, esta dotó a la opinión pública de sobreinformación, que terminó en transformándose en lo que Ignacio Ramonet describe como “intoxicación informativa”.

Al momento de realizar la encuesta, una de las preocupaciones que funcionó como hipótesis de trabajo es cuál es el impacto de la matriz comunicacional que ataca a las políticas de cuidado que buscan algunos gobiernos de la región. Esto incluye el papel de las prensa hegemónica de la región y el rol las plataformas informáticas como amplificadoras de este discurso.  A principios de 2020, la OMS acuñó el término infodemia para explicar esta práctica informativa que genera pánico en la población y con la que también tiene que lidiar durante la pandemia.

Datos empíricos importantes:

  • Una mayoría considera que la pandemia es lo pero que le pasó a la humanidad en las últimas décadas.
  • Las vacunas deben contar con patentes liberadas para el despliegue masivo que genere inmunidad de rebaño.
  • Los argentinos valoramos mucho los discursos de los líderes que han privilegiado la presencia del Estado en la solución de la crisis.
  • Para los argentinos, nuestro país debe dar más relevancia a la relación con los países de la región en el intento de dar respuesta regionales a los efectos de la pandemia.

Esto nos hace ver que la prensa hegemónica no logra su objetivo de desinformación y la Derecha más radicalizada de la región no pudo capitalizar la politización de la catástrofe generada por la pandemia.

Carolina Silvestre destacó que es importante tener este tipos de estudio, rompiendo las categorizaciones de pensamiento europeo o estadounidenses, por lo que festeja este tipo de acciones y de emprendimientos.

Abre el debate con una pregunta ¿Los estados vuelven a ser el centro del Sistema Internacional? Cree que la pandemia sacó a la luz las desigualdades que existían previamente. La crisis del sistema capitalista es previa, la pandemia profundiza la crisis y pone en jaque el sistema financiero internacional. Como el Capitalismo sin consumo no funciona, le es imprescindible que haya movimiento en el mundo.
Por eso los Estados vuelven a atener un rol central, más allá de su ideología.

También sugiere tener en cuenta otros países que están bloqueados, como el caso de Venezuela o Cuba, en próximas encuestas. Le interesaría saber si los argentinos saben de los bloqueos que impone Estados Unidos, a veces junto a la Unión Europea, a todo país que quiere combatir el sistema que imponen – en medio de una pandemia.

Para ella lo importante es tener certeza de si la ciudadanía argentina en verdad sabe lo que significa un bloqueo económico. Cuáles son esas medidas y quiénes las toman.

Oleg Vyazmitinov comenzó por apoyar el comentario de Carolina sobre la importancia de cómo se refleja en la opinión pública las medidas relacionadas con los embargos y bloqueos. Destacó que somos testigos del bloqueo contra cuba, lo mismo contra Venezuela, somos testigos de una política de sanciones de EEUU y la UE contra Rusia. Es importante ver hasta qué punto hay una conciencia en la sociedad sobre estos temas, que impacto tienen estas sanciones y bloqueos.

¿Cómo se ve actualmente en la opinión pública el derecho internacional? Como es pisoteado por las grandes potencias, que implementan las normas cuando le convienen.

Siendo ruso se interesó mucho las partes de la encuesta relacionada con Rusia. Aclaró que hay un déficit de vacunas, por las razones obvias que el mundo no estaba preparado para esta situación. Recordó que el año pasado, muchas veces en Argentina, la temática de la vacuna rusa estaba vista desde la óptica de que la vacuna rusa no estaba probada, que era un veneno. Fueron comentarios, que venian de políticos y no de expertos, multiplicados por las redes sociales y algunos medios. Pero aún así, la opinión pública se quedó con las ideas de los expertos, no con las insinuaciones políticas.

Damian Paikin celebró profundamente la realización de esta encuesta. Según dijo, hay una vieja discusión sobre si la opinión pública está informada y si vale su opinión. En el caso de la política internacional, este concepto de la falta de interés se sostiene. Hay pocas encuestas en política exterior, cuando es una política publica más. En gran parte porque se sostiene que la gente no está informada – algo que es falso. También existe la idea que es un tema propio de especialistas. Lo que también es falso. Esta encuesta viene a cuestionar estas ideas.

Recordó que Perón decía que la Política es la política exterior. El centro de la política se constituye en el marco de la política exterior. En este momento particular en que el mundo se nos presenta en cada conversación, es valioso dar cuenta de cómo los discursos políticos y mediáticos van permeando a la opinión pública. La política latinoamericana tiene un movimiento pendular entre una lógica de autonomía y una lógica de subordinación, que se refleja en estos discursos.

Sostiene que en el caso de la relación con Rusia, al calor de esta discusión política sobre las vacunas, se ve la diferencia entre opinión pública y opinión publicada.

Luego continuó con la presentación de los resultados de la encuesta, recorriendo las preguntas y analizando sus resultados. Los discursos completos y el análisis de estos datos se puede ver en el video a continuación.

La Argentina ante un mundo en pandemia

La Argentina ante un mundo en pandemia

El Observatorio del Sur Global y la Consultora Analogías invitan a la mesa de presentación de los resultados de la encuesta de opinión “La Argentina ante un mundo en pandemia”, que se realizará este Jueves 27 de mayo a las 14.30 hs a través de la plataforma Zoom.

La actividad contará con la participación de Marina Acosta (directora de Comunicación de Analogías), Carolina Silvestre (responsable TeleSUR Argentina), Oleg Vyazmitinov (director del buró regional de la Agencia de Informacion Internacional y Radio Sputnik) y Damián Paikin (investigador CEAP| UBA). La coordinación estará a cargo de Federico Montero, director del Observatorio del Sur Global.

Inscripciones: https://forms.gle/6qVh5UgiKLL1Bgsh6

El informe de la encuesta se puede descargar aquí.