La percepción de Argentina en el contexto internacional: oportunidades frente a un relativo declive de Estados Unidos

El estudio “La Argentina ante un mundo en pandemia”, impulsado por el Observatorio del Sur Global en conjunto con la consultora Analogías, explora las consideraciones de los habitantes del Área Metropolitana de Buenos Aires con respecto al contexto internacional: la valoración de las potencias globales; cuál debe ser la agenda prioritaria de Argentina en términos de bloques político-económicos, su relación con Estados Unidos, la consideración en torno al Mercosur y la mirada sobre Venezuela.

En primer lugar, la distribución mundial del poder dista de ser percibida de forma igualitaria, y es interesante ver cómo varía la creencia en si es China o Estados Unidos el país más poderoso. Como tendencia mayoritaria, los encuestados se mostraron informados sobre el creciente rol de China en materia de poderío y liderazgo geopolítico. En todas las categorías (sexo, edad, nivel educativo y región) se estima que este país será el más poderoso en los próximos 10 años. Sin embargo, a la hora de evaluar el peso actual de las potencias las respuestas son más oscilantes y hay diferencias al interior de los grupos etarios; mientras que para los jóvenes y los adultos mayores, EEUU es más poderoso, para los adultos y adultos jóvenes, lo es China. En CABA, el país del norte de nuestro continente está más bien ponderado, mientras que en GBA lo es el gigante asiático.

Frente a la pregunta sobre a qué bloque debe dar prioridad la política exterior argentina, los consultados mostraron una distribución paritaria entre los bloques; América Latina tiene un predominio (29,8%) por sobre la Unión Europea (21,1%), y luego es seguida por Estados Unidos (17,2%) y China (10,7%). Se destaca una variación respecto a cuál es el país más poderoso según territorio y nivel de formación: mientras que en CABA se prefiere a EEUU (23,2%) por sobre Europa (20,2%); en el GBA se prefiere a Rusia (12,8%) por sobre China (11,3%); en tanto aquellos que tienen sólo primaria completa también prefieren al país gobernado por Vladimir Putin (16,3%) por sobre el de Xi Jinping (12%).

Además de ser América Latina el bloque mejor estimado para que Argentina direccione su política exterior, se percibe una destacada valoración del MERCOSUR y por ende la pertenencia de Argentina al bloque regional es bien vista, aunque la primera frecuencia de opiniones indica que fue Brasil quien más se benefició con su vigencia. En concreto, el 84,7% de los encuestados consideran importante esa pertenencia argentina al MERCOSUR , 57,8% muy importante, 26,9% bastante importante, y sólo el 10,2% lo considera de baja importancia. Esta evaluación es constante en todas las categorías. En cuanto a quién fue el más beneficiado, a Brasil le siguen las respuestas: “Todos los países” (24,8%), Uruguay (6,9%), Argentina (6,7%) y Paraguay (3%).

Respecto del acuerdo entre el MERCOSUR y la UE, y su efecto en la producción y el empleo para nuestro país, persiste un alto grado de desconocimiento (29,9%), mientras que el 48,3% de los encuestados cree que el acuerdo será positivo para el empleo y la producción, un 13,5% cree que será negativo y un 8,8% cree que no tendrá efecto alguno. Esta evaluación es pareja en todas las categorías. Sin embargo, los hombres tienden a creer más que será negativo (16,1%) que las mujeres (10,6%) y ellas están más inseguras sobre los efectos (35%) que ellos (24,2%)

El estado de la relación con Estados Unidos se valora de manera positiva pero acumulada en el punto más moderado de la escala. La gran mayoría de quienes respondieron a la encuesta considera que es una relación “regular” (58% entre regular positiva y regular negativa). Puestos a elegir entre positiva o negativa, el 52,7% sostiene que la relación es positiva mientras que el 38,1% cree que la relación es negativa.

En el caso de la actitud del país en relación a Venezuela, predominaron las respuestas que se encuadran en la no intervención y la ayuda al diálogo político de las partes en conflicto. Específicamente, un 28,3% cree que la Argentina no debe intervenir y un 20,9% cree que debe fomentar el diálogo. Así, la mayor parte de los entrevistados es contraria al intervencionismo norteamericano y a la salida que propone Juan Guaidó. La preferencia de estas estrategias se mantiene en casi todas las categorías, a excepción de la geográfica, en la que la CABA toma como primera opción “Apoyar el reclamo de Juan Guaidó” por sobre “No intervenir ni opinar”, como lo hace el GBA.

En suma, los principales resultados respecto a la política internacional de Argentina indican una preferencia entre los encuestados de que su atención prioritaria debe dirigirse al bloque Latinoamericano y en segundo lugar el Europeo; y en parte como consecuencia de esa mirada regional se pondera positivamente la participación en el MERCOSUR, pero se desconoce bastante el acuerdo con la UE. Actualmente se valora la relación con Estados Unidos de positiva a regular pero se ve a la potencia en relativo declive en relación a China, y es mirada con recelo una potencial intervención sobre Venezuela. En cuanto a este país caribeño, se alienta una política de diálogo y fomento del consenso político.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *