La centroizquierda levanta la cabeza en las municipales de Italia

por Ariadna Dacil Lanza

Las elecciones administrativas italianas de 2021, que estaban previstas para mayo pero luego pospuestas por la pandemia, finalmente tuvieron lugar los días 3 y 4 de octubre, y los próximos 17 y 18 de octubre se dirimirán los casos de balotaje. En esta ocasión los italianos e italianas eligieron los Gobiernos -alcaldes, concejos municipales y distritales- de 1.192 municipios. Si bien estuvieron convocados más de 12 millones de habitantes, la participación fue inferior al 60 por ciento (54,69%).

Una primera mirada sobre los resultados invita a conocer lo que pasó en las principales ciudades del país ya que fueron 19 las capitales de provincia que renovaron autoridades, de las cuales seis a su vez son capitales regionales: Bolonia, Milán, Nápoles, Roma, Turín y Trieste.

Allí se observa que el Partido Democrático (PD), en alianza con otros partidos, se quedó con la victoria, aunque en Roma y Turín le alcanzó para quedarse con un lugar en el balotaje. El PD es una de los partidos que integran el actual Gobierno Nacional del primer ministro Mario Draghi, quien llegó al poder después de la salida en enero de Giuseppe Conte. La coalición gobernante se completa con el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga.

En Roma, la centroizquierda fue dividida en tres listas, pero pese a ello, al candidato de la centroderecha, el abogado Enrico Michetti, no le alcanzó para ganar en el primer turno. El candidato que fue seleccionado por la líder de Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, para encabezar la lista de la coalición, tendrá que medirse en un balotaje con el candidato del PD, el exministro de Economía durante el período 2019-2021, Roberto Gualtieri.

La actual -y primera mujer- alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, compitió como figura del M5S pero fue una de las principales afectadas por la participación -que estuvo debajo del 50 por ciento- y redujo sus más de 35 puntos del 2016 a 20 puntos en esta elección, quedando fuera de juego.

Pero el pragmático Movimiento Cinco Estrellas, en palabras del expremier Giuseppe Conte, dijo la semana pasada que en el balotaje apoyarán al exministro de Economía Gualtieri: “Nuestra propuesta política no puede tener ninguna afinidad con las fuerzas políticas de la derecha”.

En el caso de Milán, el actual alcalde de centroizquierda Giuseppe Sala logró revalidar el cargo en primera vuelta, con más del 57 por ciento de los votos frente al representante de centroderecha y médico Luca Bernardo que apenas llegó a un 32 por ciento. Este había sido el candidato elegido por Matteo Salvini, a quien le cayeron las miradas porque atraviesa momentos de mayor merma desde que lidera el partido.

Queda claro el retroceso constante de La Liga y queda por ver si el ascenso de Hermanos de Italia liderados por Giorgia Meloni, y que están por fuera del gobierno nacional, puede llegar a reemplazar ese lugar.

Enrico Letta, secretario general del PD, dijo después de la elección que los resultados de las principales ciudades del país “muestran que se le puede ganar a la derecha”.

Entre los datos más significativos de esta elección se destaca la presencia de candidatas mujeres, ya que se registró las postulaciones de 535 mujeres de un total de 2.855 (18,6%) mientras que las de concejala municipal fueron 26.011 de 62.294 ( igual al 41,7% del total). En cuanto a la edad media de los candidatos, de 145 en las principales capitales de provincia 9 tienen entre 18 y 35 años (6,2%), 26 entre 36 y 45 años (18%) mientras que el 76% son mayores de 46 y los 35 candidatos restantes son mayores de 64 (equivalente al 24%).

En tanto Bolonia, la ciudad universitaria por excelencia, le dio la victoria a Matteo Lepore por más del 60 por ciento de los votos frente al candidato de la centroderecha Fabio Battistini.

También en Nápoles, el candidato de la coalición del PD con el M5S, Gaetano Manfredi superó el 63 por ciento  sobre Catello Maresca.

Si bien la fuerza creada por Beppe Grillo ganó en coalición con el PD en Nápoles y Bolonia perdió en todas las ciudades en las que era gobierno, esto es Turín y Roma. En el caso de Turín Chiara Appendino directamente no se presentó a la reelección y el partido se quedó con un 10 por ciento de los votos. En esa ciudad, el candidato de centroizquierda Stefano Lo Russo superó a Paolo Damilano, de la centroderecha, con quien deberá competir en la segunda vuelta.

La centroderecha se anotó un punto con Calabria, la única región que eligió autoridades, además de los cargos municipales. Roberto Occhiuto se impuso sobre Amalia Bruni.

Estas fueron las primeras elecciones a gran escala desde el inicio de la pandemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *