Pensar la Unidad Sudamericana hoy | Cambio climático, asimetrías de desarrollo y justicia social

Pensar la Unidad Sudamericana hoy | Cambio climático, asimetrías de desarrollo y justicia social

El miércoles 27 de octubre se llevó adelante el tecer diálogo del ciclo de “Pensar la Unidad Sudamericana Hoy” edición 2021, coordinado por Mariana Vázquez. El panel llevó por título “Cambio climático, asimetrías de desarrollo y justicia social” y los participantes fueron: Mónica Bruckmann, profesora de la Universidad Federal de Río de Janeiro – Brasil, Carlos Viteri Gualinga, Parlamentario ecuatoriano exiliado en México y David Choquehuanca Céspedes,  Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia.

Antes de comenzar el panel, Federico Montero, director del Observatorio del Sur Global, recordó al expresidente argentino y primer Secretario General de la UNASUR, Néstor Carlos Kirchner, al conmemorarse el 11° aniversario de su paso a la inmortalidad.

Monica Bruckman comenzó por recordar la figura de Néstor Kirchner, su papel para soñar la unidad latinoamericana y su acción en la defensa de la democracia en la región. Bruckman nos llama a reflexionar sobre el papel de latinoamérica en enfrentar el cambio climático y la descarbonización de la economía mundial. Luego resaltó los tres grandes proyectos estratégicos a nivel mundial:

El Pacto Verde Europeo plantea una modernización completa de la economía para alcanzar la neutralidad climática para 2050, y para ello la transformación del sector industrial en los próximos 5 años. También requieren que todo lo financiado por la UE destine un 20% a temas ambientales. Gran parte de los requerimientos de este plan necesita de la importación de materias primas de América latina.

La estrategia china de transición energética, que plantea llegar a la neutralidad climática en 2060, arrastrará hacia esta fecha al resto de los países debido al impacto de la economía china en todos los ciclos industriales.

El Green New Deal de Estados Unidos es el proyecto más frágil. Si bien Biden plantea regresar a la agenda ambiental que había abandonado Trump, ha quedado en desventaja con respecto a Europa y China.

Hay dos grandes espacios para pensar una transición hacia una economía de  bajo carbono: el cambio de matriz energética hacia las energías renovables y la sustitución del parque automotor de vehículos con motor a explosión por vehículos eléctricos o híbridos. Para ambos procesos son necesarios minerales metálicos estratégicos de los cuales América Latina tiene las principales reservas.

La descarbonización de la economía mundial creará un aumento de la demanda de estos minerales, ocasionando una devastación ecológica por la extracción de estos minerales y aumentando los conflictos socioambientales.

Carlos Viteri Gualinga también reconoció a Nestor Kirchner por su lucha contra el neoliberalismo y por la defensa de los derechos humanos y la Patria Grande. A continuación comenzó por definir al cambio climático como una creación del modelo político, económico, social y religioso de la civilización capitalista y eurocéntrica. Las asimetrías tienen por origen el modelo colonial y neocolonial, donde resultan favorecidas las élites. Los pueblos originarios tienen tres veces más probabilidades de padecer la pobreza extrema que otras comunidades. América latina sigue siendo la región más desigual del mundo y esto afecta más a las comunidades indígenas.

Para muchos pueblos originarios, la etapa republicana no presentó mejoras con respecto a la etapa colonial. Los pueblos originarios aún poseen conocimientos, a pesar del afán de dominación y exterminio, para cambiar el estilo de vida y los patrones de consumo. La propuesta de los pueblos originarios es el “Buen vivir”, que propone una nueva sociedad basada en la reciprocidad y la solidaridad, ante el fracaso de la civilización que llegó al continente hace 500 años. Plantea una nueva relación con lo que nos rodea, donde la pobreza es algo aberrante e inaceptable.

David Choquehuanca Céspedes comenzó por saludar a Lula Da Silva por su cumpleaños número 76. Continuó explicando las consecuencias del modelo de desarrollo occidental capitalista. Vivimos una crisis múltiple: energética, alimentaria, financiera, institucional, de valores y sanitaria.

Hoy en día tenemos una crisis climática, no un cambio climático, provocada por un modelo de desarrollo. Este antropoceno ha llevado al planeta al borde de una catástrofe global si no hacemos nada. Advirtió sobre la desaparición de los glaciares, que afecta a la disponibilidad de agua potable. Tenemos que tomar conciencia que todos somos hijos de la Pacahamama, y por lo tanto hermanos. Somos parte de una gran familia, no sólo constituida por humanos, sino de todos los seres que habitamos en las faldas de nuestra madre tierra.

Los pueblos originarios tienen códigos que están aflorando frente a la crisis del capitalismo. Todos somos semejantes, pero al mismo tiempo somos diferentes.

No podemos seguir el camino del desarrollo que llevó al planeta al borde del colapso. Tenemos que volver al camino de la complementariedad, del equilibrio, del consenso, de la armonía. No sólo tenemos que pensar en justicia social, necesitamos construir unidad para enfrentar a los ecocidas.

Por último, se hicieron unas rondas de preguntas del público a todos los miembros del panel durante una hora más.

El próximo encuentro de “Pensar la Unidad Sudamericana Hoy” tendrá lugar el próximo miércoles 10 de Noviembre bajo el título Mujeres, diversidades y política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *