Mirada Multipolar | El Oriente ahora es más atractivo para Rusia

Mirada Multipolar | El Oriente ahora es más atractivo para Rusia

por Sebastián Tapia

Rusia aprovecha las buenas condiciones climáticas estivales para promover la inversión extranjera y el desarrollo regional. El verano comienza con el Foro Económico Internacional de San Petersburgo y termina con el El Foro Económico Oriental, en la ciudad de Vladivostok. Este último tuvo lugar del 2 al 4 de Septiembre y atrajo a varios líderes de la región para discutir el desarrollo económico y social del Asia-Pacífico, así como temas de cooperación regional.

El foro tiene lugar en los terrenos de la Universidad Federal del Lejano Oriente, donde se realiza cada año desde 2015, y concentra muchas mesas de debate y promoción de proyectos gubernamentales y privados en diferentes áreas económicas de la región. El 3 de Septiembre tuvo lugar la sesión plenaria, de la cual participaron el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, el presidente de la República de Kazajstán, Kassym-Jomart Tokayev, y el presidente de Mongolia, Ukhnaagiin Khurelsukh, en vivo aunque a través de videoconferencia. El presidente de la República Popular China, Xi Jinping, el primer ministro de la República de la India, Narendra Modi, y el primer ministro del Reino de Tailandia, Prayut Chan-o-cha, enviaron mensajes grabados en video.

Desarrollando el Lejano Oriente

Putin comenzó su exposición nombrando los esfuerzos que se están realizando para mejorar las condiciones de inversión y producción en el este de Rusia. En sus palabras:

El volumen de inversión extranjera directa acumulada en el Lejano Oriente ruso casi se ha duplicado en los últimos seis años, alcanzando los 80.000 millones de dólares. El crecimiento industrial de la región superó el promedio nacional. Durante el mismo período, la producción industrial en la región ha mostrado una tasa de crecimiento de alrededor del 20 por ciento, o el doble de la tasa nacional. Los nuevos mecanismos especiales para apoyar la inversión de capital han permitido que más de 2.500 residentes se registren en los territorios de desarrollo prioritario y el puerto libre de Vladivostok. Se han creado 68.000 puestos de trabajo modernos. Se han lanzado proyectos globales en aviación, construcción naval, industria química, procesamiento de gas y logística en las regiones del Lejano Oriente, como la región de Amur, el territorio de Khabarovsk y el territorio de Primorye.

Se refirió al establecimiento de ventajas impositivas en una zona muy especial del Lejano Oriente, las islas Kuriles:

“Estamos planeando crear un paquete sin precedentes de beneficios e incentivos en las Islas Kuriles. Liberaremos a las empresas de muchos impuestos: impuestos sobre las ganancias, la propiedad, la tierra y el transporte durante un largo período de diez años. (…) Además, estableceremos una zona franca de aduanas en todo el territorio de las Kuriles. Será más fácil importar productos básicos y equipos y exportar productos terminados. No se cobrará IVA dentro de esta zona antes de que las mercancías salgan de las Kuriles.”

Esta zona es especial porque su soberanía es discutida por Japón, que perdió posesión de las islas tras la Segunda Guerra Mundial y ahora reclama 2 de las 4 islas, y es el principal impedimento para establecer un tratado de paz entre Rusia y Japón. Sobre esto, Putin recordó que hay fuertes inversiones japonesas en la región y dijo:

“Creemos que la ausencia del tratado de paz en nuestras relaciones es absurda. Además, tanto Rusia como Japón están interesados en la normalización completa y absoluta de las relaciones, considerando nuestro mutuo interés estratégico en desarrollar la cooperación.”

El presidente ruso también destacó que las inversiones se van a concentrar en la capacidad logística de la región, principalmente en la renovación de la línea férrea Baikal-Amur, que celebra su 50° aniversario, así como mejoras en los puertos de la región como Nakhodka y Vladivostok.

Pero no todas las inversiones son sólo en infraestructura. El gran problema de la región es la expulsión de la población adulta. Para eso se han tomado medidas para promover el crecimiento de la población desde 2019: beneficios de capital de maternidad en el nacimiento de un segundo hijo, pagos de suma global en el nacimiento del primer hijo y beneficios de pago mensual en el nacimiento de un tercer hijo y los hijos posteriores. También se busca mejorar los servicios públicos en la región, con una inversión de más de 70 mil millones de rublos en salud, una reconstrucción del sistema postal y sus establecimientos, la renovación de más de mil escuelas e hipotecas a baja tasa de interés para la mejora de las condiciones de vivienda.

Nuevos caminos

El objetivo de desarrollar la presencia rusa en el Lejano Oriente es aprovechar su posición geográfica para promover el control de lo que podrá ser una futura revolución en el sistema logístico mundial: la apertura de la Ruta Marítima del Norte, o Ruta Ártica.

Esta ruta busca comunicar la producción asiática con los mercados europeos, y norteamericanos también, a través de la navegación por el círculo polar ártico. Esto reduciría la navegación en varias semanas. La mayoría del recorrido se realiza por aguas territoriales rusas en el ártico, las cuales cada vez son más navegables debido al calentamiento global.

De acuerdo al presidente ruso:

Literalmente antes de la sesión plenaria, acabo de ver a nuestros colegas, los moderadores de las sesiones que se están llevando a cabo como parte del foro, se hizo una propuesta para lanzar una línea de transporte de contenedores a lo largo de la Ruta Marítima del Norte con regularidad durante todo el año. Ya he expresado mi opinión allí, y aquí también repasaré varias cosas: es necesario evaluar cuidadosamente, pero sin demora, las perspectivas de este corredor de transporte. Esto es vital y definitivamente debemos hacerlo; y lo haremos, pero tenemos que trabajar en la parte técnica. Necesitamos desarrollar la infraestructura portuaria, garantizar la seguridad, etc. Pero, sin duda, depara el futuro para los envíos globales desde Asia a Europa y viceversa.

La apertura de esta ruta no es una necesidad sólo de Rusia. Incluso Narendra Modi, en su discuso, se sumó al esfuerzo:

“Hoy me complace que uno de los astilleros más grandes de la India, Mazagon Docks Limited, se asocie con Zvezda para la construcción de algunos de los barcos comerciales más importantes del mundo. India y Rusia son socios en la exploración espacial a través del programa Gaganyaan. India y Rusia también serán socios en la apertura de la Ruta Marítima del Norte para el comercio internacional.”

Putin remarcó que el objetivo de esta nueva ruta es que esté abierta a todos los países que deseen usarla:

“Estamos bien con esto. Nos complace señalar que el paso por la Ruta Marítima del Norte más seguro y económicamente beneficioso es a través de las aguas territoriales rusas, nuestros mares internos. ¿Qué objeciones podríamos tener a esto? Estamos bien con eso. Y cuanto más utilicen todas las partes interesadas esta ruta, mejor. Agradecemos el interés de India, China y otros países asiáticos y europeos en esta cooperación. Creo que volveremos repetidamente a este tema en el Consejo Ártico, que mencioné y que estamos presidiendo actualmente.”

Un futuro más amigable con el medio ambiente

Todos los participantes expusieron sus esfuerzos por adoptar tecnologías más verdes y reducir su impronta de carbono. Vladimir Putin nombró algunos de los proyectos que se están llevando adelante en la región del Lejano Oriente:

“Las fuentes de energía fiables y respetuosas con el medio ambiente, incluidas las autónomas, son vitales para el Lejano Oriente con su vasto territorio y ciudades remotas. Estos proyectos ya se están implementando. Una central nuclear termoeléctrica flotante, la unidad de energía Akademik Lomonosov, ya está funcionando en Chukotka; en Buriatia se puso en marcha la planta de energía solar Toreyskaya con una capacidad de 90 MW; Se planean plantas de metanol en Nakhodka y la región de Amur, y el metanol puede usarse no solo como materia prima para la producción química, sino también como combustible de próxima generación, principalmente para el transporte marítimo. Pido al Gobierno ya las autoridades regionales que brinden la máxima asistencia en la implementación de estos proyectos.”

Tokayev, el presidente de Kazajistán, habló de su plan nacional para reducir sus emisiones:

“En cuanto a Kazajstán, el carbón representa más del 70 por ciento de nuestro balance energético. Por eso nos interesan las tecnologías limpias. (…) Creo que Kazajstán anunció una estrategia lo suficientemente racional para lograr la neutralidad de carbono para 2060. Este período es lo suficientemente largo como para permitirnos modernizar todos los equipos relevantes y cambiar a nuevas tecnologías. Solo Dios sabe lo que pasará en 30 años, pero Dios ayuda a quienes se ayudan a sí mismos. Por eso debemos trabajar muy duro.”

Por su parte, el presidente de Mongolia, Ukhnaagiin Khürelsükh dijo:

“El clima y los ecosistemas cambiantes son nuestro problema común. Creo que este no es un problema de ningún país en particular, sino un problema global. Hoy, la pandemia de coronavirus es una prueba más de que hemos maltratado la naturaleza y el ecosistema. Es mi opinion personal. Es por esto que el desarrollo del sector de energía eléctrica renovable es una prioridad para la economía de nuestro país. Tenemos amplias oportunidades para todo esto, así como un gran potencial para desarrollar la producción de energía eólica y solar. Por esta razón, nuestros planes son elevar el nivel de producción de energía renovable al 20 por ciento del total para 2025 y alcanzar el 30 por ciento para 2030. También es muy importante tener interdependencia e interacción para la cooperación del sector energético en el noreste de Asia. (…) Proteger la Tierra es nuestro objetivo y trabajo común, así como el propósito de nuestra cooperación. Por ejemplo, el programa 100,000 Yurtas Solares se ha implementado en Mongolia desde 2005. Este programa proporciona energía a las familias nómadas; 100.000 familias nómadas utilizan paneles solares y eólicos móviles. Es de gran importancia para la preservación del ecosistema en nuestro país.”

Está claro que la región busca invertir en nuevos proyectos de desarrollo económico, pero sin abandonar su preocupación por el estado del medio ambiente. Muchos de los proyectos anunciados en esta región rica en recursos naturales son de carácter extractivo, pero a la vez se ha anunciado que se trata de implementar los métodos menos dañinos para eso. Si el objetivo es facilitar el establecimiento de población en la región y sus condiciones de vida, la situación ambiental debe ser respetada.

Seguridad regional

El tema que no podía quedar fuera del foro es el de la seguridad regional, a partir de la crisis en Afganistán tras la salida de los ejércitos occidentales y la toma del poder por el Talibán.

El presidente kazajo sintetizó la situación regional de manera breve:

Primero, definitivamente Afganistán no será el Afganistán que solía ser. Allí tienen un nuevo gobierno y es muy probable que el régimen haya venido para quedarse. (…) Tomamos nota de las declaraciones pacíficas, notamos que los líderes talibanes dicen que les gustaría tener relaciones amistosas con todos los países. Evidentemente, también afecta a los estados de Asia Central. En cualquier caso, me gustaría volver a la tesis inicial de que nosotros, los estados de Asia Central, especialmente aquellos que son parte de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, debemos mantenernos unidos porque los desarrollos son impredecibles.”

Sobre esa unidad regional aclaró específicamente:

“Me complace decir que sobre estas cuestiones tan delicadas tenemos una posición común con la Federación de Rusia y los miembros de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC). Recientemente, hubo una conferencia o cumbre de la OTSC a iniciativa del presidente de Rusia. Tuvimos una discusión detallada y significativa de todos los temas relacionados con Afganistán y decidimos adoptar una posición consolidada sobre los riesgos que emanan de ese país.”

Tokayev recordó que Kazajistán tiene un vínculo tradicional con Afganistán a través de la venta de alimentos, especialmente de trigo, por lo que cree que las relaciones económicas continuarán con quien sea que gobierne el país. Pero el reconocimiento del gobierno talibán dependerá primero de que Naciones Unidas deje de considerarlo como un movimiento terrorista.

Sobre esto, Putin reconoció que es necesario tener a alguien con quién negociar e influeciar, en este caso, el gobierno talibán:

“Rusia no está interesada en la desintegración de Afganistán y, si ocurre, no habrá nadie con quien hablar. Si este es el caso, debemos darnos cuenta de que cuanto antes se unan los talibanes a la familia de naciones civilizadas, más fácil será comunicarse con ellos e influir en ellos, hacer ciertas preguntas y sugerir, si no exigir, que observen ciertas reglas civilizadas. en el marco de estas relaciones civilizadas. En caso de desintegración, no habrá nadie con quien hablar. Existe el Movimiento Islámico de Uzbekistán y muchos otros en Afganistán y todo esto amenaza a nuestros aliados y vecinos. Teniendo en cuenta que no tenemos restricciones de visado y que el movimiento a través de las fronteras es libre, esto es muy importante para nosotros, para garantizar la seguridad de Rusia. Todos debemos aunar nuestros esfuerzos ahora para hacer frente juntos a estos problemas.”

 

El Foro Económico Oriental es una muestra más del alto nivel de coordinación política que se está construyendo entre las naciones asiáticas. No sólo a nivel de seguridad, sino también en lo económico – principalmente en cuanto a inversiones productivas. Hay que reconocer que China además prevee un aumento en las inversiones financieras en la región, por lo que anunció la apertura de una bolsa de valores en Beijing, que se suman a la de Shangai y Hong Kong. Rusia ahora prefiere enfocarse al futuro, al Este, y esperar a que Occidente reflexione y pueda volver a presentarse como un socio creíble a la hora de brindar estabilidad a la región y al mundo.

Conexión Brasil | La CPI transforma al gobierno de Bolsonaro en un cadáver insepulto

Conexión Brasil | La CPI transforma al gobierno de Bolsonaro en un cadáver insepulto

Por Rogério Tomaz Jr.¹

La idea de “casualidad” es mencionada por Milan Kundera 53 veces en su obra maestra, “La insoportable levedad del ser”. Recordé este número, 20 años después de leer el libro del autor checo, mientras pensaba en la situación que atraviesa Brasil desde 2016.

La mafia Lava Jato, que destruyó la economía brasileña y favoreció el golpe contra Dilma Rousseff, garantizó la condena y encarcelamiento de Lula para que fuera excluido de las elecciones de 2018, lo que permitió el triunfo de Bolsonaro, se reveló al mundo por mera casualidad: un hacker curioso interceptó comunicaciones entre los fiscales y jueces de la “República de Curitiba” en Telegram y se dio cuenta de que el operativo no tenía nada que ver con el espíritu republicano.

Ahora, otro episodio casual ha dado lugar a la revelación de un escándalo de corrupción multimillonario que involucra directamente a Jair Bolsonaro y al líder del gobierno en la Cámara, el diputado Ricardo Barros, paisano de Sérgio Moro en el estado del Paraná y exministro de Salud en el gobierno de Michel Temer.

Por casualidad, el funcionario que coordina el sector de importación del Ministerio de Salud es hermano de un diputado federal. Luís Ricardo Miranda, hermano del congresista Luís Cláudio Miranda, de Democratas, notó un interés muy extraño en el proceso de contratación de la vacuna contra Covid 19 producida en India. Temeroso de tener que responder por irregularidades cometidas por terceros, Luis Ricardo decidió contarle a su hermano lo que estaba pasando.

El diputado, uno de los bolsonarista más fieles, advirtió al presidente que tenía un asunto muy serio que contarle personalmente. Bolsonaro recibió a los dos hermanos en el Palácio do Planalto el 20 de marzo.

En el encuentro, se informó al mandatario que el funcionario se encontraba bajo presiones indebidas para acelerar la contratación de la vacuna india, en un proceso remarcado por hechos poco convencionales para la administración pública y con muchas diferencias con las negociaciones previas sobre vacunas durante la pandemia.

Bolsonaro prometió remitir la denuncia a la Policía Federal, pero no hizo nada. Fue el primer crimen. Recién la semana pasada, cuando la Comisión Parlamentaria de Investigación sobre el Covid en el Senado decidió escuchar a los hermanos Miranda – tras una entrevista del diputado a CNN Brasil, el miércoles (23), en la que reportó la denuncia que había llevado a Bolsonaro tres meses antes – el gobierno anunció que se abriría una investigación para tratar el caso.

El diputado decidió hablar con la prensa porque su hermano llevó la denuncia al Ministerio Público, luego de tanto tiempo que el presidente no hubiera hecho nada.

En febrero, cuando el gobierno comprometió R$ 1,6 mil millones (30 mil millones de pesos argentinos) para comprar 20 millones de dosis de Covaxin, Flávio Bolsonaro y otros referentes del bolsonarismo celebraron el hecho en las redes sociales, con la intención de transmitir a la sociedad la idea de que el gobierno Bolsonaro estaba comprometido con asegurar la inmunización de la población contra el virus que, hasta ahora, ha matado a más de 511 mil personas en Brasil.

Otro elemento que levantó sospechas: Covaxin es el único agente inmunizante que se usaría en Brasil donde había un intermediario privado entre el gobierno brasileño y el fabricante, Bharat Biotech. En este caso, la Precisa Medicamentos fue la empresa privada que desempeñó el papel de representante del laboratorio en India. Una empresa que es socia de Precisa Medicamentos, Global Gestão, responde a un proceso penal en el que también es investigado nada menos que el diputado Ricardo Barros.

CPI con cruces y llanto

En el testimonio a la CPI, los hermanos Miranda reafirmaron las acusaciones y exhibieron las evidencias de irregularidades: correos electrónicos, “invoices” (facturas de pago internacionales) llenos de errores, audios y copias de mensajes de los diálogos con funcionarios del gobierno que presionaron a Luís Ricardo para agilizar el proceso de la vacuna india, además de los asesores directos de Bolsonaro a quienes el parlamentario transmitió las denuncias.

Luego de más de siete horas de tenso testimonio, con varios momentos de cruces – incluso el pecheo de un senador bolsonarista contra el diputado – y declaraciones muy contundentes contra el gobierno, el parlamentario finalmente reveló que el líder de gobierno en la Cámara fue mencionado por Bolsonaro, en la reunión del 20 de marzo, como responsable del episodio con Covaxin.

Luis Cláudio Miranda dijo varias veces que no recordaba el nombre mencionado por el presidente. Cuando finalmente lo hizo, rompió a llorar y explicó que no lo había revelado antes porque temía lo que le pudiera pasar. “Quería decirlo desde el primer momento. Pero ustedes no saben por lo que voy a pasar ”, dijo llorando el diputado, que llegó al Senado con chaleco antibalas.

Además de no haber denunciado un posible delito, Bolsonaro y el gobierno serán investigados por la posible compra sobrevalorada del agente de inmunización indio. Seis meses antes de la firma del contrato, el gobierno brasileño recibió una oferta de la misma vacuna con un valor 1.000% menor.

Además, entre los hechos extraños identificados por el empleado Luis Ricardo Miranda estaba la solicitud de pago anticipado de US$ 45 millones a una empresa (Madison Biotech) que no figuraba en el contrato firmado por el gobierno y cuya sede se encuentra en Singapur, un notorio paraíso fiscal, en la misma dirección que una oficina de contabilidad.

Aunque el gobierno ha asignado recursos en el presupuesto para la compra de dosis de Covaxin, hasta el momento no se ha realizado ningún pago. Gracias a la acción de Luis Ricardo.

Ante las revelaciones en el CPI, y con el trabajo acumulado por la comisión hasta el momento, el sentimiento generalizado es que el gobierno de Bolsonaro es un cadáver político que aún no ha sido sepultado. No es posible decir cuánto tiempo va a estar vagando como un zombi, pero la posibilidad de un juicio político ya no es algo tan distante en el horizonte, como lo era hasta pocos días.

Notas breves:

– Para el senador Randolfe Rodrigues (Rede), de destacada actuación en la CPI, el caso es el “mayor escándalo de corrupción en la historia de la República”.

– Sorprende la comparecencia en el Senado del abogado de la familia Bolsonaro, Frederick Wassef, un viernes por la tarde, en un momento en que el acceso al edificio estaba restringido por la pandemia. Wassef fue visto dando vueltas cerca de la sala donde la CPI escuchaba a los hermanos Miranda. Cuando fue identificado por periodistas, el abogado se encerró en un baño de mujeres y fue sacado por la seguridad del Senado.

– La revelación de los hermanos Miranda llega en un momento en que el gobierno de Bolsonaro busca aprobar una reforma administrativa en el Congreso que acaba con la estabilidad de los funcionarios y favorece la ocupación de cargos a través de nombramientos políticos. Si la reforma propuesta por Bolsonaro y Paulo Guedes ya hubiera estado vigente, el escándalo de Covaxin difícilmente habría sido conocido por la sociedad.


¹ Periodista brasileño, residente en Argentina, cursando la Maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad Nacional de Cuyo, en Mendoza. Trabajó durante 11 años en la Cámara de Diputados de Brasil.

Mirada Multipolar | Un cuadrilátero para pelear con China

Mirada Multipolar | Un cuadrilátero para pelear con China

por Sebastián Tapia

En un artículo anterior vimos la política de contención que Estados Unidos está llevando frente a Rusia, con grandes similaridades con la aplicada durante la Guerra Fría. Pero de acuerdo con la Estrategia de Seguridad Nacional de 2018, Estados Unidos no sólo compite con Rusia sino también con China. Para esta última, el gobierno de Donald Trump decidió un enfoque principalmente económico, pero igualmente busca contrapesar el crecimiento de China de manera militar.

El antecedente de la SEATO

Durante la Guerra Fría, la Organización del Tratado del Sureste Asiático (SEATO por sus siglas en inglés), creada por el Pacto de Manila, fue la encargada de evitar la expansión del comunismo en el sudeste asiático.  Basada en el modelo de la OTAN, coordinaba las fuerzas militares de sus miembros bajo un tratado de defensa colectivo. Estaba compuesta por miembros asiáticos (Filipinas, Tailandia y Pakistán), miembros del pacífico (Australia y Nueva Zelanda) y miembros extrarregionales (Estados Unidos, Francia y el Reino Unido).

La organización puso bajo su protección a Laos, Camboya y Vietnam del Sur, pero no eran miembros. Esto facilitó el ingreso de los Estados Unidos en la guerra de Vietnam, tras el ataque del Norte. Pero la organización no contaba con una estructura propia ni con tropas estables a su disposición. Básicamente era una coordinación de los ejércitos de los miembros, que realizaban prácticas militares conjuntas, y con una fuerte dependencia de las fuerzas armadas estadounidenses.

La organización fue disuelta en 1977, tras la salida de Pakistán en 1971 y el fin del financiamiento francés en 1975. No llegó a ver la disolución de la Unión Soviética, ni siquiera el proceso de Reforma y Apertura en China. Apenas sobrevivió a la Guerra de Vietnam.

Desempolvar el Quadrilateral Security Dialogue

Ya comenzado el siglo XXI, el gobierno de George W. Bush ideó una asociación informal entre India, Australia, Japón y los Estados Unidos para contener el crecimiento de China. En 2007 se creó un foro político llamado Quadrilateral Security Dialogue, el cual consistía en reuniones entre los altos mandatarios de estos países acompañado de la participación de sus armadas en el Ejercicio Malabar 2007 en el Mar de Bengala.  Pero el cambio de gobierno en Australia en 2008 y el acercamiento del gobierno de Manmohan Singh a China hicieron que la propuesta pierda valor.

En 2017, durante la celebración de las Cumbres del ASEAN en Manila, Filipinas, el gobierno estadounidense buscó reflotar la idea del Quad para que sea la herramienta que proteja la visión estadounidense de “una región del Indo-Pacífico libre y abierta”. Desde entonces, los cuatro países han establecido reuniones de trabajo y reuniones a nivel ministerial (ministros de relaciones exteriores), además de los ejercicios navales conjuntos, con el fin de aumentar la institucionalidad del grupo. A diferencia de su formato original, el gobierno de Trump busca transformar este Quad en un tratado de defensa colectiva: una OTAN asiática. La reunión de ministros de Octubre del 2020 firmaría su acta de nacimiento.

Los puntos de conflicto

Los miembros del Quad tienen motivos para frenar la expansión de China. No sólo la competencia por los mercados regionales, sino que se mantienen activos en conflictos de larga data que ahora se recalientan para desestabilizar la región e impedir la concreción del proyecto chino de La Franja y la Ruta.

Corea: Japón y Estados Unidos son los principales aliados de Corea del Sur, mientras que China y Rusia son los de Corea del Norte. Este conflicto irresuelto desde la década del ’50 continúa abierto y ha sumado complejidad cuando Corea del Norte obtuvo la capacidad de desarrollar armas nucleares. Son los ejercicios conjuntos de Corea del Sur con EEUU y Japón la principal amenaza que percibe Corea del Norte, lo que impide que acepte la idea de desnuclearizar la península coreana.

Islas Diaoyutai o Senkaku: Japón también cuenta con un conflicto territorial con China. Ambos reclaman la posesión de estas islas, también reclamadas por la República de China (Taiwán).

Estrecho de Taiwán: Estados Unidos es el principal socio de la República de China (Taiwán) y la presencia de su flota en el Estrecho de Taiwán impide una recuperación violenta de las islas por parte de China. Evitar la reunificación de China y Taiwán es fundamental para limitar la influencia china en la región, por lo que EEUU suele proveer de armas a Taiwán y a apoyar a los gobiernos separatistas taiwaneses cuando las relaciones empeoran entre China y EEUU.

Mar de la China Meridional: Hemos hablado en profundidad sobre el conflicto en esta zona en otro artículo. Quien participa activamente en los ejercicios de “Libertad de navegación” para controlar el paso de naves chinas por la zona es principalmente Estados Unidos, pero ha invitado en varias ocasiones a Australia para participar. Ambos gobiernos consideran que la zona no debe quedar bajo influencia china de ninguna manera.

Cachemira: Si bien el conflicto de Cachemira se asocia a Pakistán e India, parte de esta región es ocupada por China y reclamada por India, la zona de Aksai Chin. Este año el conflicto recrudeció fuertemente. Por un lado, India retiró la autonomía de la región de Ladakh y comenzó su militarización. Luego llegaron una serie de enfrentamientos fronterizos entre China y la India, en los cuales se reportaron muertos por primera vez desde 1975.

Kirguistán: La crisis kirguiza post-elecciones presidenciales fue analizada en un artículo anterior. Si bien es parte de la política de contención de Rusia, también afecta el desarrollo de la Franja y la Ruta. Lo mismo puede decirse de Bielorrusia o Siria.

¿Por qué el cuadrilátero no termina de cerrar?

A pesar de los motivos de cada país por frenar el ascenso de China, el Quad no pudo transformarse en una organización estable con un tratado de defensa colectiva a partir de la reunión de ministros en Tokio del 6 de Octubre. Ni siquiera pudieron redactar una declaración conjunta, cada país escribió la propia.

Por un lado, el enfrentamiento entre China y Estados Unidos por ahora se da principalmente en el ámbito comercial. Hasta que el panorama electoral no se defina en Noviembre, es poco probable que se avance sobre nuevas áreas de conflicto con China, haciendo irrelevante al Quad.

Japón también teme las repercusiones comerciales que tendría armar una alianza militar contra China. Si bien el Quad original fue una idea del primer ministro Shinzo Abe, el actual primer ministro, Yoshihide Suga, sostuvo que su gobierno busca “promover una región del Indo-Pacífico libre y abierta” pero también “construir relaciones estables con los países vecinos, incluyendo a China y Rusia”.

Australia tiene como principal socio comercial a China, por lo que está en una situación similar a la de Japón. Como hemos visto en otro artículo, Australia no está del todo de acuerdo con participar en los ejercicios de “libertad de navegación” que promueve EEUU en el Mar de la China Meridional.

La pieza clave para la contención de China es India. Asegura el flanco oeste y evita limitar los conflictos al océano Pacífico. Sin embargo, no está tan claro que India necesite del Quad. Los conflictos territoriales con China son de larga data y la India tiene su propia estrategia para encararlos, que no depende de armamento estadounidense. Por otro lado, tanto China como India son miembros de la Organización de Cooperación de Shangai, donde encuentran un espacio para discutir sus diferencias, y de los BRICS, por lo que tienen muchos intereses en común para proteger a largo plazo.

Frenar la Franja y la Ruta

Si bien el Quad – todavía – no pudo establecerse como una OTAN asiática, la prolongación de estos conflictos ayudan a la política estadounidense de contención de China.  Y el gobierno Chino lo tiene en claro. De acuerdo al Ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, “lo que persigue es promover una mentalidad de Guerra Fría y aumentar la confrontación entre diferentes grupos y bloques para enardecer la competencia geopolítica. Lo que mantiene es el dominio y el sistema hegemónico de los Estados Unidos”.

Suscribite a todas las actividades y newsletters del Observatorio del Sur Global